Inicio Anemia ¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia?

¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia?

1
Compartir
sangre por hemoglobina baja transfusión
¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia?

Son frecuentes las preguntas cuando es necesaria una transfusión de sangre por anemia. Es por todos conocidos que durante las transfusiones de sangre puede ocurrir la transmisión de infecciones y aparecer complicaciones que ponen en riesgo la salud del paciente, por este motivo suele haber mucha reticencia a la hora de aceptar la prescripción de una transfusión sanguínea.

¿Por qué es necesaria una transfusión de sangre?

El paciente con niveles bajos de hemoglobina y anemia severa, se encuentra en un estado hiperdinámico en el cual los principales órganos del cuerpo, corazón, retina, cerebro, riñón… se encuentran trabajando en una situación de asfixia. A largo plazo el daño que ocurre en los tejidos, no sólo es irreversible sino que puede llegar padecer algún episodio o déficit agudo como infarto cerebral o ictus, insuficiencia cardíaca, infarto del miocardio e insuficiencia renal.

transfusion de sangre por anemia ferropénica severa
¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia?

La hemoglobina baja, independientemente de las causas, produce el mismo daño y las mismas complicaciones en todos los pacientes. Los niños y los ancianos son especialmente sensibles a los bajos niveles de oxígeno. En casos de cirugía es necesario tener unos valores de hemoglobina y hematocrito estables y normales para evitar riesgos innecesarios durante la intervención en la que pueden ocurrir pérdidas de sangre e hipotensión con la consiguiente falta de riego.

¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia severa?

Los principales estudios actuales sugieren que el mejor momento para realizar una transfusión sanguínea es cuando los niveles de hemoglobina se encuentran por debajo de 7 mg/dL o Hematocrito por debajo de 21% ya que a partir de este punto de corte se dispara el riesgo de complicaciones así como la mortalidad de los pacientes con anemia severa. Fuente: Un Ensayo Clínico Multicéntrico, Aleatorizado, Controlado de Requisitos de Transfusión en Cuidados Críticos N Engl J Med 1999; 340:409-417

Durante el siglo pasado, con el auge de la medicina moderna y la posibilidad de realizar transfusiones sanguíneas en la mayoría de los centros hospitalarios, se prescribieron más transfusiones de lo que actualmente consideramos necesario, aumentando también el riesgo de contagio de enfermedades virales como el VIH y la hepatitis C, sobre todo porque no se contaban con los controles que tenemos en la actualidad.

¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre por anemia?
Las pruebas para garantizar la seguridad de la sangre son muy extrictas

El personal sanitario tiene conciencia sobre la naturaleza de la transfusión sanguínea, su alto costo e importancia, por lo que no se suelen prescribir transfusiones a pacientes con anemia a menos de que sea estrictamente necesario. El control es tan rígido que es necesario colocar los motivos de la transfusión en el petitorio para una valoración extra por el personal del banco de sangre.

Transfusión de sangre riesgos.

Cada vez los métodos de detección son más precisos, así como las pruebas de compatibilidad entre los principales grupos sanguíneos A, B, AB y O, y la Presencia o no del factor RH. Progresivamente las transfusiones sanguíneas por anemia son más seguras.

Si ponemos en una balanza los Pros y las Contras de una transfusión sanguínea en un paciente con una hemoglobina por debajo de 7mg/dL, sin duda los beneficios son muy altos mientras los riesgos y complicaciones son muy poco frecuentes. Por este motivo no hay que temer a la realización de una transfusión sanguínea cuando es necesaria.

La transfusión sanguínea se realiza siempre en el ambiente hospitalario, donde las principales complicaciones, reacción alérgica, hipotensión, náuseas y vómitos son atendidas a la brevedad por el personal sanitario.

Recomiendo leer: Alimentos para subir la hemoglobina baja

Hay un protocolo muy estricto desde la solicitud de la transfusión sanguínea hasta la realización de las pruebas cruzadas y la administración de la sangre al paciente, donde se verifican todos los datos, disminuyendo prácticamente a cero la posibilidad de cometer errores.

Cuando es necesaria una transfusión de sangre por anemia, el personal sanitario se encuentra preparado para comunicarlo al enfermo y tomar todas las medidas necesarias para disminuir el riesgo de complicaciones.

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here