Diabetes y Riesgo Cardiovascular

Diabetes y Riesgo Cardiovascular

Diabetes y Riesgo Cardiovascular. Las complicaciones cardiovasculares son evitables con el control de la glucemia, colesterol, peso y de la tensión arterial

0
Compartir
Diabetes y Ejercicio
Diabetes y Riesgo Cardiovascular. Las complicaciones cardiovasculares son evitables con el control de la glucemia, colesterol, peso y de la tensión arterial

Diabetes y Riesgo Cardiovascular

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual las células del páncreas no pueden fabricar insulina suficiente, o bien las células del resto del cuerpo no son capaces de responder a su estímulo.

Es una patología que requiere atención médica continua, controlando además de las cifras de azúcar, otras cifras como las de la tensión arterial y el colesterol, para evitar complicaciones a largo plazo como las cardiovasculares, ya que la mayoría de las veces se presentan juntas.

Cuando hablamos de Diabetes y Riesgo Cardiovascular, nos referimos al aumento de probabilidades de padecer una enfermedad como un infarto agudo de corazón, angina de pecho o muerte súbita. Una persona con diabetes, tiene más riesgo de sufrir una complicación de este tipo, que una persona sin diabetes y que ya haya tenido un infarto, pero ¿Por qué esto es así?

Diabetes y Riesgo Cardiovascular
Cuando hablamos de Diabetes y Riesgo Cardiovascular, nos referimos al aumento de probabilidades de padecer una enfermedad como un infarto agudo de corazón, angina de pecho o muerte súbita.

Tanto si la producción de insulina es insuficiente como si existe una resistencia a su acción, la glucosa se acumula en la sangre (hiperglucemia), dañando progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) y acelera el proceso de arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), aumentando el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

¿Qué cifras de glucemia debería tener si soy diabético?

El diagnóstico de diabetes se realiza al obtener en la analítica cifras de glucosa en sangre superiores a 100-125 mg/dl en ayunas, o mayores a 140-199 mg/dl tras dos horas de la realización de la prueba de sobrecarga oral de glucosa o unas cifras de hemoglobina glicosilada (HbA1c = media de azúcar en los tres últimos meses en sangre) mayor o igual a 6,5%.

Una vez establecido el diagnóstico y el tratamiento por nuestro médico, deberemos mantener unas cifras de glucemia antes de las comidas en torno a 70-130 mg/dl y tras ingerir alimentos menores a 180mg/dl, así como una media del azúcar (hemoglobina glicosilada) menor del 7%.

El peligro de la Diabetes y Riesgo Cardiovascular.

De todas formas, el médico nos aconsejará sobre las cifras de glucemia en las que debemos estar, ya que en parte también depende de la edad, de la medicación prescrita para la diabetes o de las hipoglucemias (descenso del azúcar en sangre, que ocasiona, sensación nauseosa, mareo…) que se puedan sufrir.

Cada seis meses se realizará un control analítico para ver que se lleva un buen control de la enfermedad, y en caso de no ser así modificar el tratamiento.

Niveles de Tensión Arterial en diabetes.

Por diversos estudios, se sabe que la frecuencia de hipertensión arterial (HTA) en los diabéticos es el doble que en los no diabéticos, incluso en ocasiones suele aparecer antes que la diabetes. En los diabéticos tipo 2 (diabetes del adulto), la HTA suele estar presente en el momento del diagnóstico.

La HTA en los diabéticos aumenta la mortalidad por infarto de corazón, ictus (enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro), acelera el fallo del riñón (nefropatía), y de la patología en la retina secundaria  a la diabetes (retinopatía diabética).

A nivel del control de la Diabetes y Riesgo Cardiovascular, la Sociedad Americana de Diabetes recomienda mantener cifras de tensión arterial menores de 130 mm Hg (unidad de medida de la tensión: milímetros de mercurio = mm Hg) de sistólica (cifra alta) y de 80 mm Hg de diastólica (cifra baja), y en caso de no ser posible realizando únicamente ejercicio y dieta sin sal, nuestro médico de familia añadirá un fármaco antihipertensivo.

Niveles de Colesterol en diabetes

Se denomina dislipemia al aumento en sangre del colesterol total, de los triglicéridos, o de ambos, o un descenso del colesterol bueno (HDL) que contribuyen al desarrollo de arterioesclerosis.

Al igual que ocurre con la HTA, el aumento de las cifras de colesterol en sangre, ya suele estar presente en el momento del diagnóstico de la diabetes.

diabetes y colesteriol
El peligro de la Diabetes y Riesgo Cardiovascular.

Para su diagnóstico, es importante realizar una analítica en un momento  en el que no existan descompensaciones agudas  de las cifras de azúcar (por un resfriado, toma de corticoides, etc) y con un ayuno de unas 8-12 horas.

Las cifras de colesterol malo (LDL) deberían ser inferiores a 100 mg/dl o incluso menos de 70 mg/dl en diabéticos que ya han sufrido alguna enfermedad cardiovascular (infarto, ictus, angina). En cuanto al colesterol bueno (HDL) la cifra ideal sería mayor de 40 mg/dl, y en lo que respecta a los triglicéridos valores por debajo de 150 mg/dl.

Si nuestras cifras de colesterol y triglicéridos son más altas de lo que indica la Asociación Americana de Diabetes, nuestro médico nos prescribirá medicación para disminuirlas. Pero además de los fármacos, es importante la dieta sin grasas (reducir o evitar el consumo de queso, nata, leche sin desnatar, bollería, fritos, etc.) y la realización de ejercicio.

Diabetes y Riesgo Cardiovascular: En conclusión, destacar que la diabetes es una enfermedad crónica y silenciosa que puede originar complicaciones cardiovasculares evitables con un buen control de la glucemia, colesterol, obesidad y de la tensión arterial, así como la correcta toma de la medicación prescrita, y la realización de dieta y ejercicio.

Dra. Eva Mª Senra de la Fuente

DEJA UN COMENTARIO