Disfunción eréctil y diabetes

Disfunción eréctil y diabetes

La disfunción eréctil no es considerada en si una enfermedad, sino más bien un síntoma

1
Compartir
Impotencia Sexual.
La disfunción eréctil puede tratarse con éxito con las opciones terapéuticas actuales, el paciente diabético debe informar a su médico lo más pronto posible

La erección es un proceso complejo, donde intervienen mecanismos neurológicos y vasculares, sometidos a control hormonal. La disfunción eréctil, también llamada impotencia, es definida por la Sociedad Europea de Urología, como “La incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente para permitir un rendimiento sexual satisfactorio”. Esta afección causa una disminución importante en la calidad de vida de los pacientes que la padecen. Uno de los factores de riesgo para su aparición es la diabetes, sin embargo, algunos factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares también son comunes, a saber: obesidad, falta de ejercicio, tabaquismo, hipercolesterolemia, síndrome metabólico. Es importante mencionar como factor de riesgo específico la cirugía radical de la próstata, cada vez más frecuente en la población masculina mundial.

La disfunción eréctil no es considerada en si una enfermedad, sino más bien un síntoma; no implica trastornos del deseo sexual, la eyaculación o el orgasmo. Se pueden clasificar sus causas en cuatro grandes grupos: Orgánica (Cuando hay factores neurológicos, vasculares, hormonales o anatómicas asociadas), psicógena (Cuando no existen factores orgánicos asociados), farmacológicas y mixtas.

“La disfunción eréctil no es considerada en si una enfermedad, sino más bien un síntoma”.

Durante la evaluación de la disfunción eréctil es importante involucrar a la pareja en el proceso médico. Es importante romper la barrera del tabú que rodea estos temas, para un abordaje de todos los elementos en un ambiente relajado y de confianza con el médico que lo evalúa. La valoración inicial incluirá un estudio analítico con perfil hormonal. Se usa clásicamente una escala de estratificación de riesgo cardiovascular (riesgo bajo, intermedio o alto) antes de iniciar el tratamiento.

Existen múltiples pruebas diagnósticas especializadas que el médico puede indicar para apoyar su labor diagnóstica ( Cuestionarios de función sexual, evaluación de tumescencia y rigidez penianas nocturnas, prueba de inyección intracavernosa, ecografía dúplex de las arterias peneanas, arteriografía y cavernosometría o caversonografía con infusión dinámica, entre otras). En la mayoría de los casos, como se dijo antes, la disfunción eréctil es un síntoma de otra afección o enfermedad, y al tratar esta causa mejora el rendimiento sexual del paciente.

Los pacientes con diabetes deben mantener un control óptimo de sus niveles de glicemia, a lo largo del día, y actuar sobre los riesgos cardiovasculares reversibles por medio del ejercicio, la dieta, el abandono del hábito tabáquico, etc.

La disfunción eréctil y diabetes, pueden tratarse con éxito con las opciones terapéuticas actuales, el paciente diabético debe informar a su médico lo más pronto posible y comprometerse en la mejora de los hábitos de vida y los factores de riesgos presentes.

1 COMENTARIO

  1. La Disfunción Eréctil.. también implica el riesgo de un infarto!!… entre el 60 y el 80 por ciento de las causas de la Disfunción Eréctil se vinculan lamentablemente a problemas vasculares (el pene.. es el barómetro de nuestra salud vascular!!), por ello la Disfunción Eréctil es una señal clara de que el paciente puede también estar afectado por ejemplo de arteriosclerosis, estando en riesgo de padecer en los próximos dos o tres años alguna enfermedad cardiovascular ..y así sufrir un infarto cardíaco, en esto coinciden casi todos los especialistas en Urología, Cardiología y Sexología (por ello, si le cuesta tener una erección, es importante que también vigile su corazón); al respecto no esta demás que les comparta lo que a algunos pacientes les ha permitido complementar y coadyuvar su tratamiento brindándoles sorprendentes resultados .. me refiero a una novedosa y saludable alternativa NO farmacológica para prevenir/combatir este síntoma; tenga siempre en cuenta que usted NO eligió tener esta disfunción.. pero si puede elegir cómo la combate, arriba el ánimo y manos a la obra!!

DEJA UN COMENTARIO