Inicio Alimentación El peso y la diabetes mellitus tipo 2

El peso y la diabetes mellitus tipo 2

El peso y la diabetes mellitus tipo 2 están relacionados. Perder unos pocos kilos con actividad física y buena alimentación, puede ayudar al control de la enfermedad y reducir el riesgo de otros problemas de salud.

0
Compartir
Peso y Diabetes, Ejercicio.
El peso y la diabetes mellitus tipo 2 están relacionados. Perder unos pocos kilos con actividad física y buena alimentación, puede ayudar al control de la enfermedad y reducir el riesgo de otros problemas de salud

En los pacientes con diabetes, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de complicaciones. El peso y la diabetes mellitus tipo 2 están relacionados. Perder unos pocos kilos con actividad física y buena alimentación, puede ayudar al control de la enfermedad y reducir el riesgo de otros problemas de salud, aporta bienestar general y más energía.

Aunque las causas exactas que originan la diabetes aún no se comprenden por completo, si se conocen factores de riesgo relacionados al desarrollo de la enfermedad.

Es un hecho bien conocido que si se tiene sobrepeso u obesidad, se tiene mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, especialmente si el exceso de peso se localiza predominantemente alrededor de la cintura abdominal. Esto se denomina obesidad central o abdominal, y constituye una forma de obesidad de alto riesgo para padecer diabetes tipo 2.

Según la Comunidad Global de Diabetes del Reino Unido (diabetes.com.uk) hay estudios que sugieren que las células de la grasa abdominal liberan sustancias proinflamatorias que pueden disminuir el efecto de la insulina producida por el cuerpo. Esto se conoce como resistencia a la insulina, un desencadenante muy importante de la diabetes tipo 2.

Sin embargo hay buenas noticias: reducir el peso corporal aunque sea en poca cantidad, puede mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir el riesgo de condiciones metabólicas como la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares, e incluso el de padecer algunos tipos de cáncer.

La disminución de un 5% del peso corporal, acompañado de ejercicio regular de intensidad moderada, puede reducir significativamente el riesgo de padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares. Ya sabemos que no resulta sencillo perder peso y sobretodo mantenerlo controlado, pero es posible, y el beneficio para los pacientes con diabetes tipo2 es destacable. Pero cómo empezar? Muchos expertos, según La Asociación Americana de la Diabetes (ADA), sugieren incorporar una dieta saludable al plan de medidas de control para controlar el peso y la diabetes mellitus tipo 2.

Algunos trucos para el camino al éxito en la pérdida de peso son:

  • Realizar actividad física: Los estudios sugieren que las personas que aumentan la actividad física y reducen la ingesta calórica, pierden más grasa corporal que aquellos que únicamente se apoyan en cambios de la dieta.
  • Comer un desayuno: Saltarse el desayuno puede llevar a excesos en las comidas durante el día, lo que puede sabotear el plan de alimentación y alterar significativamente los niveles de azúcar en la sangre.
  • Recortar calorías: El número exacto de calorías que debe consumir un paciente con diabetes varía según algunos factores a considerar, incluyendo edad, sexo, peso actual, nivel de actividad física, etc. Una meta razonable estaría entre las 1200-1800 calorías para una mujer y 1400-2000 calorías para un hombre. Sin embargo, siempre se deben seguir las recomendaciones de su médico para manejar adecuadamente los niveles de azúcar en sangre.
  • Comer una adecuada cantidad de fibra: puede ayudar a disminuir los niveles de azúcar en la sangre y facilitar la pérdida y control de peso en la diabetes mellitus tipo 2
  • Comer pequeñas porciones de comida al día: Una dieta bien estructurada puede consistir en tres o más comidas pequeñas al día y resulta mucho mejor que aquellas que contemplan una o dos comidas grandes que pueden generar grandes cambios en los niveles de azúcar en sangre y empeorar el control de la sensación de hambre. Pequeñas comidas mantienen los niveles de glucosa más estables a lo largo del día, ayudando a controlar los ataques incontrolables de hambre y favoreciendo la pérdida de peso.
  • Establecer pequeñas metas: Resulta mucho mejor cumplir poco a poco pequeñas metas realistas del día a día, en cuanto a ejercicio y perdida de peso, que generan sensación de logro y favorecen la creación de nuevas metas.
  • Buscar apoyo: Relacionarse con amigos y conocidos con las mismas metas, incluso a través de redes sociales y programas de control de peso, puede aportar apoyo y motivación para mantenerse.
  • Utilizar trucos para evitar las comilonas: Pequeñas estrategias pueden resultar útiles en el camino de la pérdida de peso y mantenimiento según com como:
    • Comer primero comidas bajas en calorías como ensaladas para calmar el apetito.
    • Comer aderezos a base de vinagretas y evitar cremas y salsas.
    • Mantenerse ocupado con un pasatiempo o hobby, como armar puzzles, dibujar, etc.

Es muy importante mantener los hábitos saludables incluso después de alcanzar las metas de peso, es necesario comprender que ésto debe ser un estilo de vida y no un cambio temporal.

El peso y la diabetes mellitus tipo 2.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here