Inicio Enfermedades La Policitemia Vera ¿Qué es?

La Policitemia Vera ¿Qué es?

La Policitemia Vera. En muchos casos, el tratamiento puede prevenir las complicaciones de la policitemia y disminuir o eliminar los signos y síntomas de la enfermedad.

0
Compartir
Síntomas de policitemia vera
La Policitemia Vera. En muchos casos, el tratamiento puede prevenir las complicaciones de la policitemia y disminuir o eliminar los signos y síntomas de la enfermedad.

La Policitemia Vera

Es la Policitemia Vera una enfermedad de la médula ósea. La médula ósea es un tipo de tejido que se encuentra dentro de algunos huesos, como en la cadera y el hueso del muslo, el fémur. Contiene células inmaduras llamadas células madre que pueden desarrollarse hasta ser glóbulos rojos, los cuales transportan oxígeno a su cuerpo, glóbulos blancos que combaten las infecciones y plaquetas que ayudan a la coagulación de la sangre.

La policitemia vera es una enfermedad en la que se producen demasiados glóbulos rojos y hemoglobina alta en la médula ósea, la sangre. El número de glóbulos blancos y plaquetas también pueden aumentar. Este excedente de células sanguíneas se deposita en el bazo y causar su inflamación. El bazo es un órgano que se encuentra en su costado izquierdo, por arriba del estómago y debajo de las costillas. Tiene el tamaño aproximado de su puño y forma parte del sistema linfático, que combate las infecciones y mantiene el equilibrio de los líquidos del cuerpo además de los glóbulos blancos que luchan contra los gérmenes. El bazo también ayuda a controlar la cantidad de sangre del organismo y destruye las células envejecidas y dañadas.

La policitemia vera se produce cuando una mutación en una célula de la médula ósea provoca un problema con la producción de células sanguíneas. Normalmente, el cuerpo regula minuciosamente el número de cada uno de los tres tipos de células de la sangre que tiene. Pero en la policitemia vera, el mecanismo que el cuerpo utiliza para controlar la producción de células sanguíneas se deteriora, y la médula ósea produce un exceso de algunas células sanguíneas.

El aumento del número de glóbulos rojos o plaquetas en la sangre puede causar problemas de sangrado y la formación de coágulos en los vasos sanguíneos. Esto puede aumentar el riesgo de un derrame cerebral y ataque cardíaco. El riesgo de un derrame cerebral o un ataque cardíaco es más alto en los pacientes de 65 años o. Los pacientes también tienen un riesgo más alto de leucemia.

Policitemia Vera, síntomas.

Con frecuencia, la policitemia vera no presenta síntomas tempranos. Generalmente se detecta mediante un análisis de sangre de rutina. Los síntomas pueden aparecer a medida que aumenta el número de células sanguíneas. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Consultar con el médico si se tiene cualquiera de los siguientes problemas:

  1. Sensación de presión o llenura en el lado izquierdo debajo de las costillas.
  2. Dolores de cabeza.
  3. Picazón en todo el cuerpo, sobre todo después de estar en agua tibia o caliente.
  4. Enrojecimiento de la cara que parece rubor o quemadura de sol.
  5. Debilidad.
  6. Mareos.
  7. Pérdida de peso sin razón conocida.

Policitemia Vera, diagnóstico

Para diagnosticar la policitemia vera, se usan análisis de sangre especiales, además de un recuento sanguíneo completo, una aspiración de la médula ósea y biopsia, y análisis citogenéticos, se usa una prueba de eritropoyetina sérica para diagnosticar la policitemia vera. Para esta prueba, se examina una muestra de sangre para determinar la concentración de eritropoyetina (una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos nuevos).

Policitemia Vera, tratamiento

La policitemia vera es una condición crónica que no se puede curar. El tratamiento se centra en la reducción de la cantidad de células sanguíneas. En muchos casos, el tratamiento puede prevenir las complicaciones de la policitemia vera y disminuir o eliminar los signos y síntomas de la enfermedad.

El tratamiento puede incluir:

Medicamentos para disminuir las células de la sangre.

Ciertos medicamentos, tales como la hidroxiurea (Droxia, Hydrea) o anagrelida (Agrylin), usados para suprimir la capacidad de la médula ósea de producir células sanguíneas pueden ser utilizados. El interferón alfa puede ser utilizado para estimular el sistema inmunitario a luchar contra el exceso de producción de células rojas de la sangre.

Bajas dosis de aspirina.

Su médico le puede recomendar que tome una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de coágulos de sangre. Bajas dosis de aspirina también pueden ayudar a reducir el dolor del ardor en los pies o las manos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here