Inicio Alimentación ¿Puedo comer chorizo estando embarazada?

¿Puedo comer chorizo estando embarazada?

0
Compartir
cuidado con el chorizo en el embarazo
¿Puedo comer chorizo estando embarazada?

¿Puedo comer chorizo estando embarazada? Es necesario tomar ciertas precauciones a la hora de comer. Hay algunos alimentos que es mejor evitar porque pueden ser perjudiciales para la salud del bebé. Las carnes crudas son alimentos que pueden aumentar el riesgo de enfermedades, sobre todo aquellas producidas por contaminación de bacterias y hongos que proliferan en todos los embutidos, especialmente en Chorizos, Fuet, Morcilla y Jamones que están poco cocidos o crudos.

El chorizos aumenta el riesgo de contraer algunas enfermedades como la toxoplasmosis o la listerosis, ambas producidas por microorganismo que pueden estar alojadas en la carne del cerdo y una de las que tiene la capacidad atravesar la placenta de la madre y enfermar al feto.

La función principal de la placenta es mantener el intercambio de nutrientes entre la madre y el niño, establece una barrera para impedir el paso de bacterias y microorganismos que puedan ser tóxicos para el bebé durante su desarrollo. Aun contando con esta protección el Toxoplasma gondii y la Listeria monocytogenes son capaces de traspasar esta barrera y producir malformaciones en el feto.

embutidos alimnetación
Es peligroso el consumo de embutidos crudos en el embarazo.

Riesgos de comer chorizo crudo en el embarazo.

¿Qué es la toxoplasmosis y como evitarla?

La toxoplasmosis es una enfermedad de origen bacteriano producida por parásitos que se alojan comúnmente en las carnes crudas y las heces de gatos y palomas. La toxoplasmosis suele no producir enfermedad en personas jóvenes y con un sistema inmunológico sano.

El contacto con el Toxoplasma genera inmunidad en el paciente. Las mujeres embarazadas se deben realizar un examen para confirmar la presencia anticuerpos contra toxoplasmosis. Si los anticuerpos están negativos la mujer se encuentra en riesgo y debe extremar las medidas para evitar una primoinfección.

Para evitar una contaminación es necesario el lavar bien las frutas y hortalizas, lavarse las manos con jabón y evitar el contacto con las heces de gatos y en nuestro caso no comer carnes crudas.

¿Cuál es el daño que puede causar la Toxoplasmosis en el Feto?

El daño en causado por la toxoplasmosis puede ser muy significativo. Los principales síntomas que podemos encontrar son:

  • Esplenomegalia y hepatomegalia
  • Daño ocular (En la retina) que produce ceguera.
  • Sordera o Hipoacusia. Muchos niños sordomudos han sido enfermos de Toxoplasmosis.
  • Ictericia neonatal severa (Piel amarilla al nacer)
  • Bajo peso al nacer por retardo del crecimiento intrauterino.
  • Daño al cerebral que puede causar desde convulsiones hasta discapacidad intelectual severa.

Chorizo en el Embarazo y Listeria monocytogenes.

Es una bacteria que frecuentemente produce intoxicación alimentaria en la comunidad. Se encuentra frecuentemente en animales salvajes y domésticos (sobre todo en granjas). En el caso particular de la mujer embarazada la Listeriosis tiene una muy alta incidencia de daño cerebral en el feto y de Abortos.

Mujer embarazada no debe comer chorizo crudo
La Toxoplasmasis y La Listeria son un peligro real para la mujer embarazada.

¿Puedo comer chorizo cocido estando embarazada? Si, pero con precaución.

Para la seguridad de las embarazadas, los embutidos como el chorizo y el Fuet se deben consumir siempre cocidos hasta que el centro alcance una temperatura mayor  a los 60 ºC centígrados para garantizar la eliminación de patógenos como la Listeria y el Toxoplasma. El uso del microondas no es suficiente para eliminar el peligro del contagio.

La congelación del chorizo antes de comerlo puede ayudar, sin embargo para ser efectiva es necesario llegar a temperaturas menores de -20ºc bajo cero. Las refrigeradoras domésticas no alcanzan estas temperaturas, por lo cual no es una técnica al alcance de todos.

Para comer chorizo estando embarazada deben estar bien cocidos, aunque hay que saber que no solo existen los riesgos de la contaminación, es necesario tener en cuenta que los chorizos y en general los embutidos contienen gran cantidad de grasa y niveles altos de sal lo cual en grandes cantidades podría ser perjudicial para la madre y para el bebé.

Las empresas fabricantes de chorizos, jamones y embutidos cumplen con un riguroso programa de control de calidad, sin embargo la cadena de frío en el traslado y en algunos supermercados son más difíciles de controlar siendo una razón más para no consumir chorizos ni carnes crudas durante el embarazo.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here