Inicio Alimentación ¿Cómo bajar los triglicéridos de forma natural?

¿Cómo bajar los triglicéridos de forma natural?

0
dieta ejercicio y actitud
Cambiar tus hábitos de vida, serán la clave para bajar los triglicéridos.

¿Qué son los triglicéridos? ¿Buenos o malos para la salud? ¿ Cómo bajar los triglicéridos de forma natural? Bioquímicamente, los triglicéridos (TG) representan la unión de tres ácidos grasos a una molécula de glicerol (alcohol).

Los triglicéridos están presentes en diferentes alimentos de nuestra dieta diaria. Pero la mayor parte suele ser producida por nuestro hígado al comer más carbohidratos (dulces, pastas, panes, arroz, harinas, etc.) de los que tu cuerpo necesita.

Es entonces cuando nuestro hígado toma como reserva esos azúcares restantes (que tu cuerpo no necesita) y los transforma en triglicéridos. Almacenándolos en el tejido adiposo, valiendo así como reserva energética corporal.

¿Por qué mantener niveles adecuado de triglicéridos (TG)?

  1. Cifras sanguíneas elevadas pueden causar pancreatitis aguda (inflamación del páncreas).
  2. TG altos constituyen un factor de riesgo cardiovascular independiente. Ya que representan un riesgo lipídico residual o remanente, aumentando la posibilidad de sufrir una patología cardiovascular a pesar de tener “niveles de colesterol en sangre normales”.

¿Cómo bajar los triglicéridos de forma natural?

¿ Cómo bajar los triglicéridos de forma natural ?
Válete de lo natural, lo alto en fibra, el consumo de omega 3 y la actividad física.

Existen algunas condiciones que debemos tomar en cuenta para disminuir los valores de triglicéridos sanguíneos y contrarrestar los posibles efectos secundarios o complicaciones que puedan presentarse.

Por ello, te voy a regalar unos consejos que te ayudarán a contrarrestar la hipertrigliceridemia:

Aumentar tu consumo de fibra.

Un consumo de fibra adecuado de forma continua es esencial para disminuir la absorción de grasas y azúcares. Facilitando así la digestión de los alimentos, ya que al mezclarse la fibra con el agua a nivel intestinal, ésta forma una especie de pasta gelatinosa en donde se adhieren las grasas. Disminuyendo el porcentaje de absorción y facilitando su excreción.

Alimentos altos en fibra: vegetales (especialmente, si los consumes crudos), frutas frescas (preferiblemente con concha), leguminosas, avena y cereales integrales.

Garantizar un consumo de omega 3.

Los ácidos grasos omega 3 se catalogan como grasas saludables por pertenecer al grupo de grasas monoinsaturadas (cardioprotectoras)  que contribuyen a disminuir la hipertrigliceridemia.

Alimentos altos en omega 3: de origen animal, como es el caso de pescado (el salmón, la caballa, las sardinas, el atún y la trucha) y de origen vegetal (linaza molida, el aceite de linaza, la soja, los frutos secos, aceite de oliva o canola y algunas semillas).

Disminuye tu consumo de carbohidratos y azúcares refinadas.

¡Cuidado con las cantidades de carbohidratos ingeridas! En vez de tomar como opción los carbohidratos o harinas refinados, opta por opciones integrales, como panes y pastas elaboradas con granos integrales.

Adicionalmente, ten cuidado con las galletas, arroz, plátano, batata. La clave siempre girará en torno al tamaño de la porción ingerida.

No más carbohidratos de rápida absorción.

Evita consumir azúcar, fructosa, miel, papelón, melaza… Estos son responsables en gran parte del aumento de la reserva de triglicéridos en el organismo.

Elimina los dulces de la dieta.

Un aporte elevado de carbohidratos, grasas y azúcares, evidentemente no contribuyen en mantener los TG en rangos sanguíneos adecuados. Y estos tres componentes son los que forman básicamente los dulces.

Elimina el alcohol.

El alcohol aporta a nuestro cuerpo calorías vacías, que no son más que calorías que carecen de nutrientes para nuestro organismo, no aportan vitaminas ni minerales, macro ni micronutrientes.

Es recomendable que elimines el consumo de alcohol mientras intentas bajar tus valores de triglicéridos.

come diferente, no comas chatarra
Las frituras, la comida rápida, los dulces y el alcohol, son tus principales enemigos para bajar los triglicéridos.

No más frituras.

El consumo de frituras trae consigo la elevación de triglicéridos. ¡Elimínalas de tu dieta!

Prefiere lo natural.

Deja a un lado los jugos pasteurizados y/o concentrados, además de bebidas gaseosas (altas en azúcares de rápida absorción) y bebidas en polvo. Consume jugos naturales sin azúcar o prefiere consumir la fruta entera y beber agua.

Evita consumir productos procesados y embutidos.

Bollerías, snack salados, galletas, chorizos, salchichas, salchichón…

OJO con la comida rápida.

Básicamente son carbohidratos + grasas + grasas + grasas no saludables. Determínate a sacarlos por un buen tiempo de tu dieta.

Vigila el consumo de grasas en tu alimentación.

Tanto las grasas saturadas como las grasas trans son perjudiciales para la salud. Los productos de origen animal y los que son elaborados con aceite vegetal hidrogenado también representar un problema.

Además de la manteca, mantequilla, margarina, tocineta, mayonesa, queso crema, queso amarillo para untar  y helados cremosos.

Opta por opciones más saludables, como lo son las grasas mono y poliinsaturadas: aceite de oliva, aceite de canola, salvado de arroz, aceite de nuez, aceite de linaza, frutos secos, aguacate.

Come porciones más pequeñas.

El consumo de comidas en porciones más pequeñas y con más frecuencia es mejor que comer dos o tres grandes.

Intenta incluir una merienda entre cada comida principal, para al día realizar un total de 5 – 6 comidas en porciones pequeñas.

Evita el sedentarismo.

no es solo dieta
¡Anímate! Invita a una amiga y sal a entrenar. Cualquier deporte es mejor que pasar el día sentada frente a la tv, tu móvil o el ordenador.

Practica ejercicio moderadamente. El mantenerse contribuye a la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Empezar con algo es lo que importa, si no estás acostumbrado a caminar, inicia con caminatas de unos 30 minutos y luego ve aumentándolos progresivamente según la tolerancia que vas desarrollando.

Si por el contrario sueles mantenerte activo, prueba con adicionar otros deportes a tu rutina (natación, tenis, baloncesto, montar bicicleta, etc.). ¡Varía tu rutina de ejercicios!

Deja de fumar.

Dejar de fumar es clave para reducir el riesgo de padecer patologías cardiacas y disminuir los niveles de triglicéridos.

Al fumar contribuyes con el aumento de factores de riesgo cardiovascular, aumentando las probabilidades de formación de coágulos sanguíneos y daño en las arterias. Además de predisponer a la formación de radicales libres.

No hay pócimas milagrosas.

La constancia y determinación son fundamentales en la carrera al éxito para ganarle a la enfermedad.

Tomar como opción un estilo de vida saludable es básico para garantizar que los cambios que implementes en tu alimentación y actividad física condicionen de manera positiva sobre tu vida.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.