Inicio Alimentación ¿Cómo evitar los Antojos?

¿Cómo evitar los Antojos?

0
fit vs fat
Los antojos pueden evitarse con unos pequeños consejos que podrás poner en práctica.

¿Cómo evitar los antojos? Para evitar esos “antojitos” que suelen pillarnos a media tarde o en horas de la noche, podemos poner en práctica los siguientes consejos:

Activar la distracción

Cuando este aburrido, inquieto, nervioso o en esos momentos de ocio donde lo que llega a tu mente es comerte un helado, una tarta, un chocolate, unas patatas fritas o una hamburguesa… Es momento de distraerse.

Lo ideal es darte un baño, limpiar el césped, leer un libro, darte un “break” en la oficina, conversar con un amigo o ponerte al día con las actividades pendientes.

Todo con el fin de no terminar corriendo hacia la máquina de dulces o a la cafetería por un par de donuts. Ya que si realmente no tenemos hambre y esa sensación sólo llegó por ocio, el hecho de aplicar distintas formas de distracción será suficiente para sacarnos de la cabeza la idea de que queremos comer.

Dar un paseo

¿ Cómo evitar los Antojos ?
Un paseo corto en bici puede favorecer tu salud física y hacer que olvides ese antojo que surge entre comidas.

Un paseo corto, durante unos 15 o 20 minutos te ayudará a olvidar esas ganas de comer en horas que no corresponde.

Salir a caminar con tu perro o correr siempre será una excelente alternativa. Esto despertará la necesidad de hidratarse y de comer algo más fresco que un par de golosinas, como por ejemplo unos trozos de sandia.

No permitas que tu mente juegue contigo.

Debemos reconocer los momentos en los que tenemos esa sensación de hambre (antojos) y ser conscientes del juego mental que te quieren hacer caer tus pensamientos.

Por ejemplo, si te da hambre solo cuando estas aburrido o nervioso, lo ideal es confrontar la situación y elegir algún alimento saludable.

Contar con refrigerios, meriendas o snacks saludables de fácil acceso

La flojera es una enemiga poderosa, cuando hablamos de evitar los alimentos poco saludables.

Si contamos con galletas, tartas, caramelos, frituras o similares de fácil acceso será un poco más difícil realizar meriendas sanas.

Es por ello, que lo ideal es mantener en tu bolsa alguna fruta, llevar meriendas al trabajo, tipo yogurt, frutas o frutos secos.

Evitar la comida chatarra en casa y no ir al supermercado cuando se tiene hambre, son estrategias claves para no caer en la tentación. Pudiendo evitar comprar meriendas poco saludables.

Planifica tus comidas

¿ Cómo evitar los Antojos ?
Planificar tus comida te hace evitar caer en la tentación. Sal de casa un par de meriendas saludables y no caerás en el antojo.

No se trata de ser cuadrados ni tener todo medido, cayendo en ortorexia. Pero hay que tener claro qué se comerá durante el día, teniendo claro qué opciones tenemos para las comidas principales y para las meriendas.

Pudiendo evitar comer alimentos ajenos a nuestra lista de comidas y meriendas saludables.

No dejar mucho tiempo entre una comida y otra.

Dejar pasar mucho tiempo entre una comida y otra, es uno de los principales errores que se cometen y que llevan a consumir comidas mucho más copiosas de lo que se necesita.

Uno de los principales motivos para querer comer en exceso y en horarios irregulares, es el hecho de tener largos periodos de ayuno. Trata de comer con regularidad.

Esperar mucho tiempo entre comidas hace que elijas alimentos más grasos o con mayor contenido de azúcar para “saciar el hambre”.

Comer más despacio y de manera consciente.

Hacer varias cosas a la vez, se ha convertido en algo común a la hora de comer.

Lo que ocasiona que no disfrutes tus alimentos, no degustes lo que comes, no tengas el tiempo pertinente para que llegue a tu cerebro esa señal de que estas satisfecho, que con lo que has comido hasta determinado momento es suficiente.

¿Qué quiere decir esto? Que la sensación de hambre continuará, por lo que terminarás comiendo extra y por lo general de forma no saludable.

Es por ello que debes tomarte un tiempo para comer en la mesa con amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. Sin el móvil en la mano, hablando de la fiesta del fin de semana, de la discusión que tuviste con tu pareja…

Esto solo ocasionará que termines comiendo de más y tu peso lo confirmará.

Mantenerse hidratado.

Beber agua o alguna infusión puede hacer la diferencia entre estar deshidratado o tener un antojo real.

Beber agua o infusiones es una muy buena alternativa para esos momentos donde te ataca esa sensación extraña de querer “comerte un dulce”.

En ocasiones sentimos hambre cuando realmente lo que tu cuerpo necesita es agua. Si  bebes agua cuando te atacan esos antojos, ésta hará que te sientas lleno y eliminará las ansias por comer algo más. Puedes tener alguna infusión a la mano, si no eres de beber mucha agua.

Lo importante es diferenciar cuando tu cuerpo necesita agua – estas deshidratado aunque no lo sepas – y cuando realmente necesita una meriendita energética para seguir disfrutando tu día.

Si la sensación de hambre aún continua después de algunos minutos, será mejor ir por un snack saludable, ya que pasamos de estar “deshidratados” a necesitar un poco de energía (calorías).

Consentirte de vez en cuando con un gustico

Opciones de snacks para la dieta. Complacer un antojo una vez por semana, no esta mal.

Algunas reuniones nos enfrentan a cosas que no solemos comer día a día. Si llevas un estilo de vida saludable, no hay mayor problema en que te des un gusto, este podría representar un “cheal meat”.

Con esto, evitas sentirte privado de todo y será mucho más fácil no caer en posibles  tentaciones en el futuro.

Si no hay forma de evitar caer “el gustico”… Intenta que tu antojo no caiga en los excesos y de ser posible, combínalo con un alimento nutritivo.

Si tienes muchas ganas de un dulce, hazlo, pero sé prudente con las cantidades. El tamaño de las porciones que comes regularmente – caso de dulces, frituras, alimentos muy calóricos en general – debe ser cada vez menor,  con el fin de evitar esos antojitos y portar por opciones más saludables.

Mantente relajado: medita.

El estrés aumenta las posibilidades de caer en antojitos. Descansar la mente cuando notas que tienes ganas de un postre, puede contribuir de manera positiva en tu peso.

Hacer alguna actividad que te pueda hacer olvidar el antojo, puede funcionar de manera perfecta.

Te relaja… ¿Pintarte las uñas, ver una peli, depilarte las cejas, leer el periódico? Puede ser algunas de las opciones para evitar la ansiedad y mantener tu mente ocupada.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.