Inicio Alergias ¿Cómo se hacen las pruebas de alergia a medicamentos?

¿Cómo se hacen las pruebas de alergia a medicamentos?

0
Compartir
¿Cómo se hacen las pruebas de alergia a medicamentos?
¿Cómo se hacen las pruebas de alergia a medicamentos?

Las pruebas de alergia a medicamentos consisten en un conjunto de acciones destinadas a comprobar si realmente su sistema inmunológico está reaccionando ante un medicamento. Dependiendo de la reacción presentada, del medicamento sospechoso y de otras enfermedades que pueda padecer, se decide el tipo de prueba que se aplicará.

¿Cómo son las reacciones de alergia a medicamentos?

Para comenzar debemos diferenciar reacción adversa de reacción alérgica, pues no es lo mismo y suele confundirse. Las reacciones adversas a un fármaco pueden ser predecibles y están indicadas en el prospecto del medicamento. Por ejemplo, molestias gastrointestinales, cefaleas, somnolencia, entre otros.

Por otro lado, una reacción alérgica consiste en una respuesta exagerada y no deseada del sistema inmunológico o de defensa que aparece de forma inesperada.

Las reacciones cutáneas son las más frecuentes en procesos alérgicos.

Habitualmente la persona debe haberse expuesto al medicamento con anterioridad para desarrollar un proceso alérgico, pues es muy difícil que se desarrolle hipersensibilidad a un fármaco la primera vez que se consume. Igualmente cualquier dosis puede desencadenar una reacción alérgica, dependiendo de la sensibilidad.

Existen reacciones inmediatas que se desarrollan en minutos u horas y reacciones alérgicas tardías que aparecen tras días o incluso semanas después de la exposición.

Síntomas de reacciones de alergia a medicamentos.

  • La urticaria (habones o ronchas) es la reacción más común.
  • El angioedema (hinchazón de partes blandas).
  • Exantema (sarpullido) se puede dar en reacciones retardadas.
  • La anafilaxia puede ser una reacción con compromiso de la vida en casos graves.
  • Reacciones cutáneas graves (síndromes de escaldadura y otros).

Pruebas de alergia a medicamentos.

Es muy importante destacar que no todo paciente que haya presentado reacción alérgica a un medicamento precisa de una prueba para confirmarlo.  En general, lo primero sería una consulta con un especialista en alergología que realice un extenso interrogatorio para clasificar la reacción y evaluar si requiere o no pruebas de alergia.

Pruebas de alergias
Prueba cutánea de alergia realizada en el antebrazo.

Las pruebas se planifican en función de la historia clínica donde se avaluará el tipo de reacción presentada, el fármaco o fármacos implicados, evolución de la reacción, entre otros. Lo más frecuente es iniciar con pruebas cutáneas o serológicas pero si no se llega a un diagnóstico suelen ser necesarias las pruebas de tolerancia o provocación.

Pruebas cutáneas.

Consisten en la administración de pequeñas dosis del fármaco sospechoso en la piel (antebrazo o espalda) mediante distintos métodos:

  • Prick o picaduras.
  • Inyección debajo de la piel.
  • Parches.
las pruebas cutáneas también se aplican como parches en la espalda
Prueba de alergias con parches aplicada en la espalda.

La reacción que se produce suele ser local y es valorada en minutos, horas y días midiendo la extensión de la lesión.

Pruebas en sangre.

Son muy pocos los medicamentos para los cuales hay analíticas sanguíneas disponibles donde se determinan anticuerpos IgE específicos. En todo caso estas pruebas son menos sensibles que las cutáneas.

Pruebas de tolerancia o provocación.

  • Consiste en administrar dosis, perfectamente controladas en un recinto sanitario, del medicamento sospechoso para evaluar la reacción.
  • Pueden ser medicamentos orales, inyectados o inhalados y las dosis se van incrementando a medida que se desarrolla la prueba.
  • Sólo se realiza cuando no se ha llegado a un diagnóstico con pruebas cutáneas o serológicas, no hay riesgos de reacciones graves y el medicamento en estudio es insustituible y necesario para la terapia futura del paciente.
lectura de la respuesta cutánea en la prueba de alergia a medicamentos
Reacciones de la prueba cutánea.

En conclusión las alergias a medicamentos no son frecuentes y requieren estudios complejos para ser diagnosticadas. No son necesarias las pruebas de alergias para medicamentos a los cuales nunca se ha tenido una reacción así como tampoco para familiares puesto que no son condiciones que se heredan. Si fuese absolutamente necesario el uso del medicamento, existe la posibilidad de desensibilización.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.