Inicio Análisis Clínicos ¿Cómo se llama el examen para detectar la anemia?

¿Cómo se llama el examen para detectar la anemia?

0
¿Cómo se llama el examen para detectar anemia?
¿Cómo se llama el examen para detectar anemia?

El examen para detectar la anemia es la hemoglobina. Una hemoproteína encargada de transportar el oxígeno desde los pulmones a los tejidos.

Cuando la hemoglobina se encuentra por debajo de su valor de referencia hablamos de anemia. Sin embargo, se deben analizar los síntomas del paciente y el resto de los parámetros del hemograma para confirmar el diagnóstico.

¿Qué contiene un hemograma?

El hemograma es el estudio de la sangre que se realiza para el diagnóstico de anemia.

La hematología completa o hemograma sanguíneo es un estudio bastante amplio donde se evalúan los elementos formes de la sangre. Habitualmente se divide en tres secciones:

  • Serie blanca: incluye contaje y diferenciación de leucocitos, los cuales están relacionados con la inmunidad y proporcionan una valiosa información sobre el funcionamiento general del organismo.
  • Serie roja: describe todo lo relacionado con los glóbulos rojos (eritrocitos o hematíes) y son los valores estudiados para el diagnóstico de anemias.
  • Plaquetas: se muestra el contaje total y algunos índices calculados. Están involucradas en el proceso de coagulación sanguínea.

Valores normales de hemoglobina

Recién nacido 13,5 a 19,5 g/dl
A los 3 meses 9,5 a 12,5 g/dl
Al año de edad 11 a 13 g/dl
Entre los 3 y 5 años 12 a 14 g/dl
De los 5 a los 15 años 11,5 a 15 g/dl
Hombre adulto 13 a 16g/dl
Mujer adulta 11,5 a 14,5 g/dl
La evaluación física del paciente es muy importante para el diagnóstico de anemia.

Diagnóstico de anemia

Las causas de la anemia son múltiples y pueden ser agudas o crónicas. Sin embargo, en todos los casos se verán disminuidos los valores de hemoglobina y hematocrito. Los índices hematimétricos (VCM, HCM, CHCM) ayudan a orientar el diagnóstico hacia una posible causa, pues aportan información sobre el tamaño de los hematíes y la distribución de la hemoglobina. Dependiendo de la causa pueden estar por encima o por debajo de los valores de referencia.

Una parte importante para el diagnóstico es la evaluación física del paciente y su historia clínica. Los síntomas directos de la hemoglobina baja son: cansancio, debilidad, fatiga, mareos, somnolencia, palidez cutánea, palpitaciones, entre otros. Una evaluación conjunta hará que su médico llegue a un diagnóstico certero para indicar un tratamiento oportuno.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.