Inicio Ansiedad ¿ Cómo superar los atracones ?

¿ Cómo superar los atracones ?

0
Compartir
atracones de la dieta
Algunos alimentos te ayudarán a disminuir progresivamente los atracones. Dentro de los que destacan, los que mencionaré a continuación.

Muchas veces nos preguntamos cómo superar los atracones de comida en ciertos momentos del día. Esta ansiedad aunque parece difícil de controlar, siguiendo algunas pautas y eligiendo mejores opciones al momento de comer, podrás controlar y así evitarás comer de forma compulsiva propiciando aumentos de peso y consecuencias negativas para tu salud.

¿ Cómo superar los atracones ?

Para superar los atracones empieza primero por dejar de sentirte culpable.

En ocasiones las “dietas” son la lanza que pone en marcha los episodios de atracones, pero no siempre el origen. En la mayoría de los casos, el origen de los atracones es emocional, y las personas que lo padecen, no siempre lo saben.

Si es tu caso, y sabes que tus atracones responden a un impulso netamente emocional, es importante que tomes el control de la situación ahora mismo; aceptar el motivo real te permitirá entender mejor tu situación; liberarte de culpas es el primer paso.

No se puede evitar que las situaciones emocionales acudan a tu vida, pero no puedes permitir que estas situaciones tomen el control total de lo que haces. Simplemente aprendiste a utilizar la comida como un medio de escape, como tu escudo frente a situaciones que afectan tus emociones.

¿ Cómo superar los atracones ?
Si gastas toda tu energía en intentando comer menos, sólo lograrás que tu ansiedad aumente.

No intentes controlar la comida o la comida te seguirá controlando a ti.

Si pones todo tu esfuerzo y tu energía en intentar comer menos, sólo lograrás que tu ansiedad aumente. Come lo que necesitas, sin excesos ni preocupaciones; solo así podrás centrarte en resolver el verdadero conflicto, que lo más seguro es que sea emocional. De esta forma, mataras dos pájaros de un solo tiro.

El problema no es tu cuerpo, no es tu peso y tampoco es la comida; el problema es que tus emociones te empujan a comer de más.

No utilices el acto de comer como una estrategia compensatoria.

Cuando estamos ansiosos solemos llevar ese sentimiento al estómago, te preguntarás ¿cómo es esto?, pues que terminas optando por tomar dulces, refrescos, bolleria, galletas, etc., haciendo que tu malestar, dolor o preocupación (ansiógeno) disminuya inmediatamente, pero de una forma errónea, con una durabilidad muy corta.

Lo que convierte la estrategia de comer, comer y comer, en algo totalmente inválido y peligroso para tu salud.

Comer de forma ansiosa y no alimentarte o disfrutar la comida, con el fin de limitar el malestar, termina haciendo que se pierda toda fuente de placer o sentido saludable al momento de alimentarse, convirtiéndose en una acción nociva y destructiva para ti.

Tomar conciencia y crear estrategias desde el punto de vista nutricional y desde el punto de vista emocional, hará que en la mayoría de los casos, que se disminuya el impulso irresistible de comer.

Es importante, no establecer un patrón de comida restrictivo, ya que es aquí donde se origina el problema. Sin restricción, no habrá atracón.

Tener fuerza de voluntad.

Puedes trabajar la fuerza de voluntad en ti. Cada cosa que te propongas y con lo que te comprometas lo puedes lograr. Todo es cuestión de tener visión, de poner la mirada en tu objetivo y no dejarte vencer por la duda, el temor y esos pensamientos que se vienen a tu mente.

Puedes decidir no levantarte de la cama e ir a la nevera, puedes escoger comer una manzana y no un helado.

No lo conseguirás de la noche a la mañana, pero si eres perseverante podrás hacerlo.

Incluir en tu dieta diaria, alimentos que disminuyan la ansiedad.

superar los atracones
Algunos alimentos contribuyen a disminuir la ansiedad y así evitar el atracón.

Alimentos ricos en triptófano

  • Proteínas: pavo, pollo, pescados azules, yema del huevo.
  • Lácteos, preferiblemente desnatados.
  • Frutas y vegetales como: plátano, piña, aguacate y ciruela. Berros, espinacas, remolacha, zanahoria, apio, alfalfa, brócoli, dátiles.
  • Frutos secos: principalmente almendras, nueces, pistachos, anacardos… Adicionalmente aportan magnesio y omega 3.
  • Semillas: calabaza, sésamo, girasol y fenogreco.
  • Cereales integrales, arroz y avena.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas, habas. También aportan magnesio y vitaminas B1, B3, B6, B9.

Alimentos ricos en vitaminas del tipo B

  • Tiamina o B1: germen de trigo, cereales integrales, salvado de avena, ostras, pasta de sésamo.
  • Riboflavina o B2: cereales integrales, pimientos, hongos.
  • Niacina o B3: cereales integrales, cacahuete, atún, hígado.
  • Ácido pantoténico o B5: semillas de girasol, hígado, lentejas, caviar.
  • Piridoxina o B6: germen de trigo, cereales integrales, anchoas.
  • Biotina o B8: yema del huevo, pescados, hígado, leche, frutos secos (nueces, cacahuetes y almendras).
  • Ácido fólico o B9: germen de trigo, frijol negro, soja, cereales integrales, hígado, yema del huevo, escarola, acelgas.
  • Cianocobalamina o B12: hígado, sardina, jurel, carnes rojas.

Alimentos ricos en magnesio y zinc

  • Magnesio: pan integral, semillas de girasol, almendras, cacahuetes, pistachos, caviar, caracoles, leche desnatada.
  • Zinc: cangrejos, sardinas, ostras, carne magra, huevos, queso, frutos secos, legumbres.

Incluir alimentos con menor densidad calórica

  • Opciones dulces: las frutas, serán la mejor opción por excelencia. Una manzana o una pera aporta saciedad y es mucho más saludable que comerte un paquete completo de chocolate. El yogur desnatado edulcorado también es una buena opción.
  • Opciones saladas: consumir verduras y hortalizas (en su mayoría bajas en calorías) puede ser una opción. Trozos de tomate, unos espárragos o pepinillos serán opciones bastante prácticas y saludables. L al igual que los frutos secos.
Compartir
Artículo anterior¿Qué significa semen blanco opalescente?
Artículo siguiente¿Cuándo llevar a un adolescente al psicólogo?
Licenciada en Nutrición y Dietética. Universidad Central de Venezuela. Diplomado de Gerencia en Servicios de Salud. Universidad Experimental Pedagógica Libertador. Especialista en Trastornos de la Conducta Alimentaria. UCV. Diplomado en Lactancia Materna y Prácticas de Alimentación Complementaria. UCV. Locutor Certificado. Universidad Central de Venezuela.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.