Inicio Dolor Cuando quiero llorar no lloro: ¿debilidad o desahogo?

Cuando quiero llorar no lloro: ¿debilidad o desahogo?

0
no llorar nunca
Cuando quiero llorar no lloro: ¿debilidad o desahogo? Se vale largar el llanto es saludable.

Cuando quiero llorar no lloro: ¿debilidad o desahogo?

Cuando quiero llorar no lloro: ¿debilidad o desahogo?, en cuántas ocasiones hemos sentido la necesidad de largar en llanto pero si eres hombre “los hombres no lloran” y si eres mujer “eres una tonta y dramática”…

El llanto bien sea por empatía, emoción o pena es justo y necesario; en nuestra sociedad está marcado como sinónimo de debilidad y nada más sano que llorar para exteriorizar el sentimiento que te oprime.

Existen muchas formas de desahogo pero cuando se siente la necesidad de llora, así sea en público ¿por qué no hacerlo?. Ya desde pequeños enseñamos a nuestros hijos a que es inadecuado o inapropiado llorar y nada más errado.

tengo ganas de llorar y no puedo
Desgaste energético insuperable, relaja, cansancio.

¿Qué pasa en nuestro cerebro al llorar?

Cuando nos sentimos deprimidos o tristes nuestro cerebro se activa fuertemente, pensamos más de lo debido buscando posibles soluciones o el por qué de algo y de tanto pensar se activan zonas como la corteza prefrontal, los lóbulos temporales, el hipocampo son más de 70 regiones cerebrales las que accionamos.

Al haber mayor actividad cerebral incrementa el desgaste de energía y aparece la necesidad de ingerir alimentos ricos en glucosa -el alimento preferido del cerebro por el desgaste energético- como el dulce.

Al llorar reducimos la tensión y las lágrimas brindan la oportunidad de segregar las endorfinas que necesitamos para sentirnos tranquilos y relajados; de allí la necesidad de descanso producto de la alta actividad donde se reduce la reserva de glucosa y del oxígeno.

¿Qué ocasiona el evitar el llanto?

  • Acumulas tensión.
  • Desgaste de tu cuerpo ya que la necesidad sigue y el cerebro más activo buscando el por qué.
  • Exacerbas conductas que no son habituales en ti: irritable, intranquilo, etc.
  • Puede somatizar en distintas enfermedades como producto de segregar sustancias químicas que en altas cantidades son nocivas para la salud.
  • No expresas tus emociones, te aíslas, sufres y dejas pasar el tiempo sin precisar la solución.
No llorar cuando debemos puede traer diversas consecuencias negativas a nuestras salud.

El llanto es la exteriorización de nuestra emocionalidad, sin caer en extremos o el empleo de este como manipulación, nos ayuda a sentirnos mejor, nos lleva a buscar compartir el sentimiento y, por ende, nos lleva a comunicar lo que sentimos.

La debilidad la presentamos al no reconocer nuestros errores, que nos equivocamos y somos responsables de nuestras acciones, al no permitir o reconocer que estamos sufriendo y sentimos dolor.

“El llanto es a veces el modo de expresar las cosas que no pueden decirse con palabras”.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.