Inicio Ejercicio Diabetes y ejercicio.

Diabetes y ejercicio.

A mayor ejercicio mejor control.

0
Diabetes y deporte
El tipo de ejercicio necesario varia dependiendo de la edad del paciente. No es igual un paciente de 40 años con un físico que le permite correr, nadar, bicicleta de montaña a un paciente de 80 años con obesidad que andar y pasear al perro ya le genera un esfuerzo.

En la mayoría de los pacientes, diabéticos o no, el ejercicio es una materia pendiente. En la vida moderna no tenemos tiempo para “perder” haciendo actividades deportivas que pueden incluso llegar a costar dinero, por lo cual el modelo de vida sedentaria cada vez se encuentra más difundido en la población, siendo junto con la mala alimentación la causa principal de la epidemia actual de sobrepeso, obesidad y secundariamente de diabetes. Diabetes y Ejerccio son una pareja a tener en cuenta.

Antes del descubrimiento de la agricultura, el ser humano era una especie nómada y su alimentación se basaba en la caza menor, marisqueo y recolección de frutos, lo que obligaba a las personas a recorrer grandes extensiones de terreno para comer cantidades justas de alimentos. Con el auge de las grandes ciudades ya no necesitamos desplazar para conseguir alimentos y la mayoría de los trabajos son sentados o con muy poca actividad física siendo el ejercicio cada vez menor.

Lo primero es diferenciar actividad física de ejercicio, no por que un paciente se canse haciendo labores del hogar o trabajando con pesos significa que haga ejercicio. Para considerar una actividad física como un ejercicio debe tener:

  • Esfuerzo. Si no nos cuesta, no es ejercicio.
  • Constancia. Un periodo de tiempo mínimo de 15 minutos (Depende del ejercicio)
  • Aumento del ritmo cardíaco. Si la actividad no logra aumentar la frecuencia cardíaca por encima de 120 pulsaciones por minuto, entonces no permitirá un entrenamiento (cambios positivos cardiovasculares y musculares asociados al ejercicio), ni mejoras en nuestra capacidad.

El tipo de ejercicio necesario varia dependiendo de la edad del paciente. No es igual un paciente de 40 años con un físico que le permite correr, nadar, bicicleta de montaña a un paciente de 80 años con obesidad que andar y pasear al perro ya le genera un esfuerzo.  Diabetes y ejercicio deben estar unidos pero acorde a las condiciones físicas del paciente.

Diabetes y Ejercicio
A mayor cantidad de ejercicio, mejor capacidad cardiovascular.

A mayor cantidad de ejercicio, mejor capacidad cardiovascular y se traduce para el paciente como una disminución de las cifras de tensión arterial, mejor control de la diabetes, perdida de peso, disminuyendo el riesgo cardiovascular del paciente.

Se pueden presentar dificultades en pacientes con lesiones de rodilla, artrosis cervical limitados para ejercicios con impacto. En estos casos la mejor elección siempre es la gimnasia en el agua y el nadar pausado, debido a que la densidad del agua frena el impacto articular y aumenta directamente la resistencia muscular.

El dueto diabetes y ejercicio es fundamental. Hay que fomentar las actividades deportivas grupales para motivar al mayor numero de pacientes, sobre todo en aquellos que consideran salir a hacer deporte como una actividad poco atractiva o aburrida.

En paciente jóvenes, sin limitaciones, son recomendables las actividades aeróbicas de moderada a fuerte intensidad como correr y montar bicicleta (no paseo). La frecuencia debe ser la mayor posible con un mínimo de 4 entrenamientos  a la semana y progresivo en base a nuestras aptitudes. Diabetes y Ejercicio deben ir juntos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.