Inicio Alimentación Dietas sin gluten ¿Por qué tanta alarma?

Dietas sin gluten ¿Por qué tanta alarma?

0
libre de gluten
El gluten es solo una proteína más, no es imprescindible para tu cuerpo. Por lo que se puede seguir una dieta exenta de gluten sin problemas.

Dietas sin gluten ¿por qué tanta alarma? La enfermedad celiaca es una patológica donde existe una intolerancia a la proteína que se encuentra de manera natural en trigo, cebada y centeno.

Muy común en alimentos, como pan, pasta, galletas y pasteles. Tanto alimentos empaquetados como bálsamos para labios, productos para el cabello y la piel, dentífricos, suplementos alimentarios y vitaminas y, algunos medicamentos, contienen gluten.

¿En qué consiste la dieta sin gluten?

Para seguir una dieta exenta de gluten, solo debemos incluir en nuestra alimentación diaria alimentos que no contienen gluten: frutas, verduras, vegetales, legumbres, leche, carnes, pollo, pescado, huevos… En su mayoría productos frescos, naturales y saludables. Eliminando de la dieta alimentos con alto contenido calórico, como es el caso de la bollería industrial, la pizza, los cereales de desayuno, pastas y panes.

Evidentemente, el hecho de eliminar el consumo de estos alimentos y sustituirlos por otros más saludables, traerá consigo una pérdida de peso.

Los celiacos presentan una intolerancia permanente al gluten (no se puede confundir con una alergia, que es pasajera), por lo que, se debe abstener consumir esta proteína.

La cual suele estar presente en cereales. Su consumo resulta perjudicial para el organismo, llegando incluso a dañar la mucosa del intestino. Pudiendo provocar un déficit de absorción de algunos nutrientes necesarios.

La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), habla de que los celiacos no toleran el gluten presente en el trigo, el centeno, la cebada y probablemente la avena (mas por cuestión de contaminación cruzada que por otra cosa, ya que la avena puede contener trazas de gluten debido a un mal procesamiento en planta).

pasta libre de gluten
Existen pastas libres de gluten, no te aflijas, podrás comer pastas sin trigo.

Dietas sin gluten ¿por qué tanta alarma?

El tipo de alimentación que debe llevar un celíaco, incluye básicamente alimentos frescos, como frutas, verduras, legumbres, vegetales…

La Federación de Celíacos de España, habla de que una dieta libre de gluten debe seguirse realmente después de haber realizado biopsia intestinal, la cual debe arrojar como resultado que, efectivamente, eres intolerante al gluten.

Hay que tomar medidas de precaución a la hora de leer las etiquetas nutricionales de los alimentos procesados o manufacturados. Para así comprobar que dentro de sus ingredientes no contiene gluten, ni trazas de éste.

¿Cómo cocinar si sufro de intolerancia al gluten?

A la hora de cocinar, seas tú, un miembro de la familia o un invitado, se deben tomar una serie de medidas para evitar poner en riesgo su salud.

Se deben descartar los cereales “no aptos”, ya que esto es sumamente sencillo. Lo que representa un verdadero desafío es el detectar el gluten que se “esconde” entre la multitud de productos de consumo cotidiano.

Se debe tener sumo cuidado con las harinas que puedan provenir de los cereales “prohibidos”. Además con los alimentos envasados o “listos para llevar”, donde solo procedes a calentarlos y comer. El gluten puede verse como conservante en estos productos.

Cuando hablamos de intolerancia al gluten, no hablamos de evitar únicamente pan, pasta, pizza o bollería industrial. También tenemos que tomar en cuenta otros alimentos, como es el caso de los fiambres (pechuga de pavo o pollo), los cuales contienen harinas para retener el agua.

Los derivados de esta proteína vegetal tienen propiedades emulgentes y aglutinantes, lo  que la hace perfecta para dar consistencia y aportar elasticidad en masas, pasteles y platos precocidos.

Dietas sin gluten ¿por qué tanta alarma?
Preferir alimentos frescos es la clave en ésta patología. La creatividad jugará un papel sumamente importante a la hora de cocinar.

Cuidados adicionales…

La contaminación cruzada representa otra preocupación para el celíaco, ya que si por ejemplo: fríes un par de patatas en el mismo aceite, que previamente se utilizó para freír unas croquetas. Será mucho más fácil que las patatas vengan acompañadas de trazas de gluten.

La contaminación de un alimento sin gluten a otro, sucede debido a una mala manipulación. Es sumamente importante tener en cuenta que no debes utilizar los mismos utensilios (cuchillos, cucharas, cucharones…) y las mismas superficies de trabajo (mesa, tabla de cortar…) al momento de cocinar los alimentos, tanto los con, como los sin gluten.

Ya que  si estos no han sido limpiados anteriormente de manera correcta, ocurre la contaminación cruzada, pudiendo desencadenar alguna sintomatología.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.