Inicio Ansiedad Enfermedades del Estrés Laboral

Enfermedades del Estrés Laboral

0
Compartir
Enfermedades del estrés laboral
El estrés laboral se presenta cuando sentimos que las exigencias nos sobrepasan.

Enfermedades del Estrés Laboral – Según la OMS el estrés laboral es “la reacción que un individuo puede presentar ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades”. Se trata de reacciones físicas y emocionales que resultan nocivas y que ocurren cuando sentimos que el trabajo nos sobrepasa, nos frustra o no nos resulta estimulante.

El estrés laboral puede ocasionar diversos problemas, afectando la salud fisica y mental. Está potencialmente asociado a la aparición de diferentes enfermedades y trastornos psicológicos.

El ámbito laboral es una parte importante en la vida del adulto, pues representa una fuente de bienestar y reconocimiento. En este espacio se produce el desarrollo profesional y se relaciona con los ingresos económicos que nos permiten cumplir con otros roles dentro de la vida familiar. Pasamos además un tiempo considerable del día en el trabajo, por lo que las interacciones que allí se generen, tendrán un impacto directo tanto en nuestro bienestar físico como psicológico.

Estrés laboral y tensión muscular
El estrés laboral es una causa muy frecuente de consulta y baja laboral

Enfermedades del Estrés Laboral – Causas

En ocasiones el trabajo representa una fuente de tensión; el exceso de exigencias o presiones, condiciones laborales insatisfactorias, así como la falta de apoyo percibido por el trabajador puede desencadenar en altos montos de estrés.

Dentro de las principales causas del estrés puede mencionarse:

  • Ambiente laboral y cultura organizacional. Cuando el clima laboral es “pesado” y se generan conflictos constantes, pueden detonarse reacciones de estrés. Igualmente, el manejo de las situaciones por jefes y directivos pueden influir negativamente en el clima organizacional.
  • Sobrecarga o escasez de trabajo: el exceso o escasez de trabajo, así como aquellas asignaciones cuyos plazos de entrega son muy estrictos generan estrés laboral.
  • Actividades poco estimulantes y monótonas: ocurre cuando se realizan tareas poco variables, monótonas  o aburridas. Aquellos trabajos rutinarios, automatizados y que no permiten la creatividad y el pensamiento independiente generan falta de estimulación y motivación.
  • Horarios de Trabajo. Se refiere a aquellos horarios que pueden resultar muy estrictos o inflexibles. También cuando las jornadas son muy extensas, dejando poco tiempo para el descanso o la recreación. Los trabajos que se realizan en horarios poco habituales pueden afectar también los ciclos de sueño y vigilia afectando la salud del trabajador.
  • Condiciones laborales precarias. Condiciones en general, tales como salarios bajos, inestabilidad laboral, ausencia de perspectivas de progreso, pocas posibilidades de recreación, etc.
  • Excesiva presión y responsabilidades. Cuando las responsabilidades son numerosas y variables, las demandas intelectuales del trabajo son muy altas o el entorno es muy competitivo se produce agotamiento físico y mental.
  • Dificultades para establecer un equilibrio entre vida familiar y laboral. Si las exigencias entre la vida laboral y la vida familiar se contraponen, puede representar una importante fuente de estrés.

La aparición de algunas enfermedades y trastornos suele estar asociada al estrés laboral, bien sea agudo o crónico.

Estrés y enfermedades
Enfermedades del Estrés Laboral

El síndrome de “quemarse en el trabajo” también conocido como síndrome de burnout puede aparecer como respuesta al estrés laboral crónico. Se caracteriza por un estado de agotamiento emocional, despersonalización y/o actitudes agresivas y sentimientos de incompetencia e insatisfacción.

¿Cómo prevenir el estrés laboral?

El estrés laboral y las enfermedades del estrés laboral depende tanto del individuo como de la organización. Es el resultado de la interacción entre las propias capacidades y las demandas del ambiente. En este sentido, las empresas deben realizar ajustes y revisiones periódicas de la retribución del trabajo, la definición de los puestos y del clima laboral. Sin embargo, nosotros como individuos podemos tomar en cuenta ciertas medidas para prevenir el estrés en el trabajo.

  1. Elegir un trabajo que nos permita desarrollar nuestras potencialidades.
  2. Planificación y gestión del tiempo. El uso adecuado del tiempo permite aliviar la presión. Agendar y jerarquizar nuestras actividades y hacer pausas nos ayuda a manejar el estrés.
  3. Realizar ejercicios de relajación. Cuidar la postura y realizar pequeños ejercicios durante la jornada permite disminuir la tensión.
  4. Practicar la comunicación asertiva. Muchas de las situaciones que nos generan estrés laboral tienen que ver con situaciones interpersonales. Saber comunicarnos, expresar nuestros sentimientos, ideas e incomodidades es esencial.
  5. Cuidar el sueño y la alimentación. Una alimentación balanceada, respetar el horario de las comidas y horas de sueño favorecen la salud y previenen el estrés.
  6. Definir metas personales y orientar nuestros esfuerzos laborales hacia la consecución de esas metas ayuda a mantenernos motivados y enfocados.
  7. Estar atentos a las señales de nuestro organismo. El cuerpo nos envía señales de alerta cuando está sometido a excesiva tensión. Es el momento entonces de detenerse, redefinir las tareas y buscar opciones para liberar el estrés.
  8. Incluir las actividades recreativas dentro de nuestra planificación diaria y semanal. El ocio y la recreación son tan importantes como el trabajo y deben ocupar un espacio en nuestra agenda.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.