Inicio Nutrición ¿Es saludable consumir aceite de coco?

¿Es saludable consumir aceite de coco?

0
Consumir aceite de coco
El aceite de coco tiene un contenido de ácidos grasos saturados del 85%, con predominio del laúrico.

Consumir aceite de coco en la alimentación habitual es un tema actual que ha dado mucho de qué hablar por la popularización de este alimento en muchas dietas de moda. Sin embargo, es muy poco lo que se sabe de este alimento en los medios de comunicación a nivel científico y existen muchos mitos sobre las propiedades de este producto, que si bien es natural, no significa que sea del todo saludable.

¿Qué es el aceite de coco?

Es un aceite obtenido de la manteca de coco a partir del fruto del cocotero y se mantiene en estado sólido a temperaturas de 20 °C. Suele utilizarse para la elaboración de diversos alimentos y actualmente su uso se ha popularizado en múltiples dietas de moda para su consumo diario para freír o aderezar alimentos.

La manteca de coco es la materia prima y es una masa de consistencia pastosa y fluida que se obtiene de la pulpa de la fruta del cocotero.

Fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas del aceite de coco.

Grasas, con predominio de los ácidos grasos saturados.

Estructura y funciones de los lípidos.

Las grasa constituyen aproximadamente el 34 % de la energía de la dieta humana. Aporta 9 kcal / por gramo lo que la hace una gran fuente de energía. La grasa de la dieta se almacena en las células adiposas y son utilizadas como reserva de energía para los seres humanos.

Las grasas saturadas con cadena larga son sólidas a temperatura ambiente, sin embargo el aceite de coco, que también es una grasa saturada, es semisólida a temperatura ambiente, por que los ácidos grasos predominantes son cortos.

Valoración nutricional del aceite de coco.

La composición de las grasas o mantecas vegetales son diferentes a la de la de los aceites vegetales, por la calidad de los ácidos grasos: en las mantecas vegetales predominan los ácidos grasos saturados (AGS).

La manteca de coco (AGS representa el 85% de la grasa) es rica en ácidos grasos saturados de cadena media, como el laúrico (C12:0) y el mirístico (C14:0). Por el contenido tan alto en AGS, la manteca de coco ha tendido en los últimos años a considerarse como una grasa aterogénica.

Los Ácidos grasos saturados elevan el colesterol LDL con potencial aterogenico.

¿Es saludable consumir aceite de coco?

No es saludable, ya que está constituido principalmente por grasas saturadas con potencial aterogénico, dañinas para la salud cardiovascular.

Consumir aceite de coco como factor de riesgo cardiovascular.

El tratamiento nutricional es de suma importancia ya que la dieta es el principal factor exógeno que influye sobre los lípidos plasmáticos. El contenido de la dieta de grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas ejerce su efecto en una determinada proporción sobre los lípidos plasmáticos.

Las lipoproteínas son unas moléculas de forma casi esférica que transportan los lípidos plasmáticos desde el intestino y el hígado hasta los tejidos periféricos y desde allí devuelven el colesterol al hígado para eliminarlo del organismo en forma de ácidos biliares. Se pueden clasificar en función de su densidad.

  • LDL (lipoproteínas de baja densidad): Transportan el colesterol a los tejidos periféricos y al hígado y allí se catabolizan. En la regulación de las LDL intervienen factores genéticos y ambientales, entre los que destacan factores dietéticos como el consumir aceite de coco.

Grasas saturadas y su potencial aterogénico.

Los Ácidos grasos saturados: elevan el colesterol LDL dentro de los que se destacan.

  • Láurico: aceite de coco, aceite de nuez de palma.
  • Esteárico: grasas animales, cacao.
  • Palmítico: abundante en todas las grasas.
  • Butírico: leche de rumiantes.

Las grasas saturadas presentes al consumir aceite de coco y su relación con el inicio de la aterosclerosis.

La formación de la placa de ateroma se inicia como consecuencia de una alteración en el endotelio vascular que incrementa la permeabilidad de la pared arterial y permite la infiltración de lipoproteínas aterogénicas circulantes ( LDL) y su acúmulo en la capa íntima arterial.

Las LDL acumuladas en la íntima sufren un proceso de oxidación generando una respuesta inflamatoria sistémica que atrae células leucocitarias, preferentemente monocitos y linfocitos, desde el torrente sanguíneo.

las grasas saturadas no deben sobrepasar el 10% de los lipidos de la dieta
El aceite de coco es rico en grasas saturadas, que no deben sobrepasar el 10% de los lípidos totales de la dieta, por su potencial aterogénico, el cual incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Composición nutricional del aceite de coco en 100 g de parte comestible.

Aceite de coco

Por 100 g

Por cucharada 14 g

Energía (Kcal)

899

126

Lípidos totales (g)

99,9

14,0

AG saturados (g)

85,2

11,93

AG monoinsaturados (g)

6,6

0,92

AG poliinsaturados (g)

7,7

1,08

Vitamina E (mg)

0,66

0,1

Como podemos observar el aceite de coco es rico en grasas saturadas, seguido de los ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados.

Consumir aceite de coco de forma habitual no está recomendado por ser un aceite saturado con potencial aterogénico. Se debe tener en cuenta la composición de las grasas y su relación en las enfermedades cardiovasculares. Antes de iniciar un plan de alimentación que esté de moda, debemos tomar en cuenta la opinión de los especialistas para que nos oriente a qué alimentos sean los más idóneos para una alimentación saludable.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.