Inicio Dieta Estando a dieta ¿debo comer aunque no tenga hambre?

Estando a dieta ¿debo comer aunque no tenga hambre?

0
comer aunque no tenga apetito
Se debe comer aunque no se tenga hambre ya que el combustible básico del cerebro es la glucosa.

Estando a dieta ¿debo comer aunque no tenga hambre?, la respuesta es afirmativa, ya que el combustible básico del cerebro es la glucosa y necesita un aporte de nutrientes para construir y mantener su estructura, para funcionar de forma correcta y para retrasar al máximo el proceso de  envejecimiento.

Las neuronas y otras células cerebrales tienen que desarrollar funciones muy específicas para las que se necesitan algunos nutrientes concretos, siendo sus necesidades prioritarias, frente a las de otros órganos corporales.

¿Que es la crononutrición?

La crononutrición estudia la influencia de los tiempos de comida sobre la salud y el metabolismo. Un horario regular de comidas puede ayudar a mantener el orden temporal interno del sistema circadiano (alrededor del día). En este sentido uno de los principales sincronizadores de nuestros relojes internos, es el horario de comida

Desde la crononutrición se estudian los ritmos diarios y estacionales en la selección de macronutrientes, o los ritmos fisiológicos de diferentes factores neuroendocrinos que regulan el apetito y la saciedad, la selección de alimentos y como consecuencia los cambios de ingesta a lo largo del día.

¿Debo comer aunque no tenga hambre?

Por supuesto, ya que los tiempos de comida influyen directamente sobre el metabolismo y nuestra salud.

A continuación te explicamos algunos de los factores implicados en los tiempos de comida como regulador del reloj circadiano.

como comer mas si no tengo hambre
Comer aunque no tenga hambre. Un horario regular de comidas puede ayudar a mantener el orden temporal interno del sistema circadiano (alrededor del día).

Horario de las comidas como sincronizador del reloj circadiano 

Existe un patrón básico de comidas a través de diferentes culturas y diferentes épocas, conocido como el patrón de “tres comidas al día”. Este patrón consiste una toma por la mañana, otra al mediodía y otra por la noche, aunque en ocasiones se incorporen otras dos a media mañana y a media tarde.

Los tiempos de comidas ayudan a regular el apetito

Comer aunque no tenga hambre a lo largo del día ayuda a regular el apetito, evitando comer de más en las comidas principales, disminuyendo el riesgo a atracones, que pueden sabotear el intento por perder peso a la hora de seguir una dieta de adelgazamiento.

Los tiempos de comida y el metabolismo.

El comer aunque no tenga hambre lleva implicaciones en el gasto metabólico, fenómeno conocido como efecto térmico de los alimentos. Este se refiere a el gasto que los alimentos producen en el proceso de digestión, metabolismo y absorción de los nutrientes influyendo directamente en la tasa metabólica de un individuo.

El no comer reduce la tasa metabólica, enlenteciendo de alguna manera el metabolismo, lo que se considera fatal a la hora de perder peso.

Los ritmos en la selección de macronutrientes 

Los organismos omnívoros poseen mecanismos que regulan el equilibrio entre los diferentes tipos de macronutrientes con el fin de alcanzar una dieta equilibrada que responda a sus necesidades nutricionales. Estos organismos no sólo regulan la cantidad de nutrientes que toman, sino también el horario en el que lo realizan.

La tolerancia a la glucosa empeora cuando nos aproximamos a la hora de irnos a la cama, y el tránsito gastrointestinal se ralentiza, parece lógico pensar que la cena no debería contener una gran cantidad de carbohidratos.

Por otra parte, sabemos que los carbohidratos se metabolizan mejor en el desayuno y que también en el desayuno es conveniente ingerir una cantidad suficiente de energía en forma de proteína que nos permita estar alerta rápidamente y poder romper la inercia del sueño

Los ritmos de nutrientes, absorción y digestión

Las secreciones gástricas, pancreáticas y biliares muestran patrones rítmicos en situaciones de ayuno que combinan ritmos circadianos y ultradianos.

Estos ritmos, junto con los de vaciamiento gástrico, muestran un importante descenso después de una cena (lo que no sucede en la comida del mediodía) lo que indica la existencia de un cierto deterioro del proceso digestivo después de la cena.

Los ritmos en enzimas clave del metabolismo .

Los cambios en el almacenamiento de glucógeno durante el día coinciden con los cambios en la actividad de las enzimas clave .

Durante la noche en los seres humanos, hay un predominio de actividad lipolítica, responsables de la utilización de la grasa corporal, lo que reduce la frecuencia de las señales de hambre y, en consecuencia, reduce la necesidad consumir alimentos.

El reloj periférico en el tejido adiposo 

Los órganos implicados en la nutrición y la alimentación del ser humano, tales como el hipotálamo y las zonas del control de la ingesta, el estómago e intestino, el hígado e incluso el tejido adiposo, presentan ritmos circadianos. Estos ritmos circadianos van a tener una gran importancia en el horario de todos los procesos metabólicos relacionados con la alimentación.

comer aunque no tenga hambre
Hacer 3 comidas principales y 2 meriendas es beneficioso para controlar el hambre y mantener el metabolismo.

Recomendaciones nutricionales en los tiempos de comida 

  1. Realizar al menos 3 comidas principales y 2 meriendas a lo largo del día. Es importante comer aunque no tenga hambre para mantener el metabolismo activo.
  2. Se debe ingerir la comida principal del día antes de las 3 PM, ya que comer tarde está asociado con diferentes alteraciones metabólicas.
  3. Cenar al menos dos horas y media antes de ir a dormirLa coincidencia de la melatonina y la ingesta de alimentos (glucosa) están asociados con la intolerancia a la glucosa.
  4. Evitar comer en las horas de sueñoLos comedores nocturnos se  relacionan positivamente con el aumento de índice de masa corporal (IMC) y la presión arterial en  mujeres. 

El comer aunque no se tenga hambre actúa como un sincronizador externo de nuestro reloj periférico ya que una alimentación en un tiempo inusual puede causar una interrupción de nuestro sistema circadiano, trayendo consecuencias en la perdida de peso.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.