Inicio Alimentación Hernia de hiato, dieta recomendada

Hernia de hiato, dieta recomendada

0
dieta en hernia hiatal
La dieta recomendada en hernia de hiato está basanda en evitar ciertos alimentos (muy grasos, cítricos, flatulentos) y priorizar algunas frutas y vegetales que ayudan a aliviar el reflujo.

La Hernia de hiato, dieta recomendada para el control de síntomas.

¿Qué es la Hernia de hiato?

La hernia hiatal o hernia de hiato es una protrusión del estómago a través del hiato diafragmático, es decir, que una parte del estómago y la unión esofagogástrica se encuentran por encima del diafragma. En su mayoría, las hernias son asintomáticas. Los síntomas aparecen cuando episodios repetidos de reflujo terminan provocando síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

¿Es lo mismo hernia de hiato que enfermedad por reflujo gastroesofágico?

Hernia de hiato, dieta recomendada
El reflujo gastroesofágico (RGE) puede existir sin necesariamente cursar con hernia de hiato.

Definitivamente no, en la hernia hiatal se puede ver favorecido el RGE y en gran número parte de los casos está relacionado a éste, pero hay que tener claro que el reflujo puede darse aunque no haya hernia.

Por ejemplo, si el diafragma se relaja pero no permite deslizarse el estómago o si se dan situaciones que favorezcan la presión a nivel estomacal, como es el caso del embarazo y la obesidad, se puede presentar RGE aun cuando no haya hernia de hiato.

Como los síntomas serán los mismos (acidez, tos seca y malestar abdominal) las personas que padezcan reflujo – aunque no presenten hernia hiatal – podrán seguir las recomendaciones nutricionales que daremos a continuación.

Hernia de hiato, dieta recomendada.

Para indicar la dieta recomendada, inicialmente debemos hacer hincapié en tolerancias, gustos personales y armonía con nuestro estilo de vida. Sin dejar a un lado que debe estar ajustada al gasto energético diario.

Pautas dietéticas generales.

  • Disminuir de peso, en caso de ser necesario: ya que esto contribuye a aligerar la presión en el abdomen y facilitar la mejora de los síntomas presentes.
  • Evitar comidas copiosas: los excesos dificultarán la digestión, haciendo que los alimentos permanezca por más tiempo en la cavidad gástrica, facilitando el reflujo gastroesofágico. Además el hecho de tener el estómago vacío por periodos mayores de 3 horas provoca que el ácido clorhídrico pueda lesionar más fácilmente las paredes del esófago. Lo ideal será entonces, realizar comidas ligeras 5 veces al día, comer lentamente y masticar bien los alimentos. De esta manera realizaremos comidas menos copiosas que facilitarán la digestión.
  • No comer nada (ni líquidos) antes de ir a dormir. Intentar cenar 2 – 3 horas antes de ir a la cama.
  • Cocinar sus comidas preferiblemente de manera hervida, papillote, a la plancha, al vapor, al horno. Evitando frituras y rebozados.
  • Evitar alimentos con temperaturas extremas: muy calientes o muy fríos, ya que esto puede favorecer la irritación.

Alimentos a EVITAR:

frutas y reflujo
Las frutas cítricas como piña, naranja, limón, las fresas y las moras, están contraindicadas en periodos de reflujo.
  • Reducir o eliminar en su totalidad los alimentos muy grasos y picantes, en escabeche o muy salados. Ejemplo de estos son: las salsas con base de nata y aceite, las carnes grasas, los embutidos, las vísceras, el pescado en escabeche o salado, los quesos curados o lácteos enteros, los productos de bollería o el chocolate.
  • Reducir o eliminar el consumo de alimentos flatulentos. Ejemplo de estos son: col, coliflor, brócoli, alcachofas, guisantes, garbanzos, habas, lentejas, sandía, melón, papa,  y algunos integrales.
  • Reducir o eliminar bebidas estimulantes de la secreción gástrica, como es el caso del alcohol, bebidas carbonatadas, té o café.
  • Limitar alimentos ácidos, sobre todo a la hora de la cena. Ejemplo de estos son: el tomate, el vinagre, cítricos, frutas no maduras y en algunos el yogur (según la tolerancia de la persona éste puede o no empeorar el RGE).
  • Evitar condimentos como ajo, cebolla o pimiento (sobre todo crudos). Estos también pueden contribuir en la sintomatología de las personas con hernia hiatal o RGE.

Alimentos SUGERIDOS en la hernia de hiato:

  • Leche y productos lácteos desnatados.
  • Quesos frescos, bajos en grasa que contribuya a lograr la cantidad de lácteos diaria recomendada.
  • Carnes magras, es decir, con poca cantidad de grasa. Ejemplo de estos son: conejo, pavo, pollo y solomillo de cerdo.
  • Fomentar o promover el consumo de pescado blanco por encima de las carnes. Este es muy bajo en grasa y de muy fácil digestión.
  • Consumir diariamente verduras, vegetales y frutas a tu dieta. Vigilando evitar aquellas que causen flatulencias.
  • Ingerir preferiblemente la fruta madura. Puede consumirla hervida o al horno para reducir aún más su acidez, en caso de intolerancias marcadas.
síntomas hernia hiatal
Seguir las pautas generales antes mencionadas pueden ayudarte a contrarrestar los síntomas de la enfermedad, mejorando tu calidad de vida, evitando episodios de dolor, acidez y malestar general.

Las pautas nutricionales anteriormente representan una información general. La dieta debe ser adaptada de manera personalizada a cada individuo, ya que además de la hernia hiatal, podría existir alguna patología, alergia o intolerancia que impida el consumo de ciertos alimentos.

Adicionalmente, para garantizar el éxito de la dieta, ésta debe estar adaptada a los gustos y preferencias de cada persona, no puede establecerse de manera general.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.