Inicio Logopedia Mi mujer no me valora

Mi mujer no me valora

0
mi pareja no me valora
Necesitamos lo mismo: sentirnos amados, valorados y respetados

Una moneda tiene dos caras, Mi mujer no me valora, es la otra cara de la moneda; percibimos y operamos el mundo de distinta manera, hombres y mujeres sentimos la misma necesidad de ser amados, respetados, valorados y considerados.

signos de que tu pareja no te valora
Mi mujer no me valora. Conversar y no dejar pasar lo que sentimos, que lo cotidiano no se convierta en carga. Compartir

No tiene interés en mí

En algunas relaciones los hombres se sienten sólo como el proveedor de bienes y servicios, “trabajo todo el día, llego a casa, cena, tele y a dormir” qué pasa con mi mujer que yo llego y ella baña a los niños, los acuesta y se queda dormida? Sexo rápido una vez por semana.

La rutina y la falta de comunicación convierten el enamoramiento inicial de una relación amorosa en un campo de batalla de muchas parejas en la actualidad; lo que nos lleva a buscar por fuera lo que en casa no tenemos.

Mis hijos me adoran pero ella no: mi mujer no me valora

A medida que el matrimonio crece con la llegada de los hijos aumentan también las responsabilidades y obligaciones, si establecemos una relación donde estas tareas se comparten, las tareas no se convierten en cargas y se dispone de mayor tiempo para relacionarse como pareja en la intimidad.

No todos los días son iguales y el compartir las tareas del hogar hace la relación más llevadera; el comunicarse y establecer cierto horario pero con la flexibilidad necesaria para que no se convierta en rutina.

mi pareja no valora lo hago en casa
Vivir en pareja es todo un reto y se necesita el par en sintonía con el mismo objetivo: Compartir las vidas”

¿Por qué no me habla?

La comunicación es fundamental; hay periodos en los cuales ambos se están adaptando a experiencias nuevas como lo es la llegada de un hijo; el saber escuchar y expresar lo que el otro siente o necesita es vital, nada nutre más a una relación que la buena comunicación.

Los humanos somos seres de costumbres y hay personas que les cuesta asimilar una nueva situación o desprenderse de viejos patrones de comportamiento, por ello se hace necesario analizar y reconocer que hemos cambiado, antes éramos detallistas ahora no, por ejemplo.

Vivir en pareja es todo un reto: saber ceder, reconocer, aceptar cuando nos equivocamos, compartir, escuchar, expresar sin agresividad, desarrollar la intimidad y el apoyo mutuo son aspectos básicos en la estructura de una pareja ya que son muchos los factores sociales que intervienen en su configuración.

¿Qué hago?

Lo mejor es buscar un lugar tranquilo apartado de la rutina del hogar; preámbulo una invitación a cenar con la respectiva flor, abrir y cerrar la puerta del coche, elogiando lo hermosa que luce y que sigue manteniendo su belleza (palabras dulces que no recordamos desde cuando no las decimos).

Continúa el desarrollo: luego de una cena sin hablar temas relacionados al porqué no me valoras, conducir a un espacio que en común les traiga recuerdos de momentos vividos agradables y, sin reproches, acusaciones o sermones abrir el corazón y expresar cómo te sientes.

Si el desarrollo se lleva sin agresividad y con honestidad, el desenlace será favorable ya que le brindarás a tu pareja la posibilidad de expresarte lo que siente y, entre ambos, abrir la oportunidad de reconstruir la relación desde otros acuerdos, donde se prevalece el amor.

Y sólo si tu pareja reconoce que es así porque no te ama, tendrás la oportunidad de rehacer tu vida de una forma tranquila, armoniosa sin conflictos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.