Inicio Alimentación Niños vegetarianos problemas

Niños vegetarianos problemas

0
dieta vegetariana en niños oms
Una dieta vegetariana bien planificada es apropiada para todas las épocas de la vida, incluidos la infancia y el embarazo.

¿Niños vegetarianos? ¿Realmente un problema? Veamos las tasas de obesidad y diabetes en población infantil, detengámonos a pensar un poco en la alimentación que suele llevar gran parte de la población a nivel mundial. Indaguemos sobre los índices de desnutrición y las causas reales de la misma.

Niños vegetarianos

¿Puede ser realmente peligroso para un niño seguir una dieta vegetariana?

Sí, en caso de ser mal planificada.  Ya que así como una dieta omnívora – mal planificada – puede ser peligrosa para la salud, una dieta vegana – bien planificada – puede ser totalmente compatible con el estado de salud de la persona en cualquier etapa de la vida.

Veamos la dieta vegetariana como una dieta que procura no darle al niño esos alimentos que se anuncian en televisión y que mayormente son ricos en grasas, sal y  azúcares. Lo que hace que haya menos espacio para esas transgresiones dietéticas que solemos hacer tan a menudo la gran mayoría de los occidentales.

Cuando la dieta está bien planificada, contiene las mismas bases para todos, sean vegetarianos, omnívoros o carnívoros.

Niños vegetarianos problemas
Mientras que la dieta vegana o sus diferentes tipos, esté bien diseñada, podrá ser adecuada para el niño.

Vegetarianismo y autoridades internacionales

La Asociaciòn Americada de Dietética, afirma que una dieta vegetariana o vegana bien planificada puede ser apropiada en todas las etapas de la vida, incluyendo la infancia y el embarazo.

En la guía de Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (0 – 3 años), de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, aseguran que una alimentación vegetariana o vegana, bien planificada y suplementada – solo cuando sea necesario –  puede satisfacer las necesidades del niño y adolescente, sin problema.

De hecho, la Sociedad Europea para la Gastroenterología, la Hepatología y la Nutrición Pediátricas (ESPGHAN) habla en un sentido totalmente opuesto, ya que uno de los principales problemas en las dietas de los bebés y niños europeos es el exceso de proteínas, de grasas y de calorías.

Especialistas en nutrición infantil, como la Academia Americana de Pediatría, aseguran que tanto las dietas vegetarianas, las lacto-vegetarianas (incluyen la leche) y las ovo-lacto-vegetarianas (incluyen leche y huevo) pueden cubrir las necesidades del bebé, del niño y el adolescente, siempre y cuando estén planificadas de la manera adecuada. Promoviendo así un crecimiento normal en las diferentes etapas de la vida.

Padres vegetarianos, niños vegetarianos

Juzgar a padres veganos que eligen una opción dietética diferente a la tradicional, resulta insensato. Nadie se ve escandalizado al ver a niños pequeños consumiendo refrescos, zumos azucarados, galletas y dulces todos los días, dentro y fuera de casa. Prefieren criticar a los padres por inculcar una alimentación sin todos estos contaminantes alimentarios.

Lo importante es que los niños lleven una dieta variada y equilibrada, coman carne, pollo y pescado o no. Solo las dietas extremadamente restrictivas, como es el caso de la frugívora (solo a base de frutas) o la crudívora (basada solo en frutas y vegetales crudos, lo menos pelados posibles), han sido asociadas a una disminución del crecimiento. Por lo que no son recomendables para los niños.

Recomendaciones: dieta vegetariana

    Niños vegetarianosNiños vegetarianos problemas. Comer vegetales no tiene porqué ser monótono ni aburrido. Puedes obtener todos los nutrientes necesarios que tu hijo necesita, realizando las combinaciones adecuada.
  • La variabilidad de las frutas, vegetales, cereales y legumbres define la cobertura parcial o total de vitaminas y minerales necesarios para el bebé. Una dieta variada, organizada y bien planificada puede cubrir todas las necesidades de nutrientes.
  • Realizar 3 comidas principales y dos a tres meriendas, según sea necesario.
  • Preferir las dieta ovolactovegetariana, por encima de la lactovegetariana y la vegana. Este sería un buen orden, al momento de incluir a tu bebé a tu dieta habitual vegana. Sintiéndote más segura.
  • Debe estar basada en frutas y verduras – preferiblemente de la temporada – con fuentes proteicas de calidad, como es el caso de las legumbres y sus derivados, frutos secos, semillas y cereales integrales.
  • Las combinaciones correctas entre los diferentes rubros, harán un equilibrio entre energía y nutrientes de todos los alimentos ofrecidos al niños.
  • Tener buen aporte de grasas, proveniente del aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, los frutos secos o el aguacate.
  • De ser necesario, suplementar la dieta, con Vitamina B12 y hierro, por principio de precaución en la población. Solo durante el primer año de vida, ya que la incidencia de la anemia ferropémica en niños vegetarianos es la misma que el resto de los niños.
  • No limites tu creatividad, juega con los colores, las texturas y así tus pequeñitos no se perderán los beneficios de llevar una dieta de este tipo.

Coherencia…

Si realmente queremos alzar la voz en contra de ser vegano desde la infancia, mejor estudiemos de donde derivan los grandes problemas de alimentación a nivel mundial.

Si pusiéramos el mismo interés en eliminar las conductas dietéticas incorrectas de la mayoría de la población, tanto en España como en el resto del mundo, podríamos tener menos problemas de obesidad, diabetes e hipertensión a nivel mundial.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.