Inicio Nutrición No me gusta amamantar ¿Qué hago?

No me gusta amamantar ¿Qué hago?

0
Compartir
no me gusta amamantar
Se debe hacer énfasis en los beneficios de la lactancia materna tanto para el niño como para la madre y explicar la técnica correcta.

No me gusta amamantar ¿Qué hago? La lactancia materna exclusiva, es el método ideal para la alimentación del lactante durante los primeros 6 meses de vida, pero que hacemos cuando una madre afirma que   “no me gusta amamantar”. 

Se debe incentivar a la madre a que cumpla con esta responsabilidad por los primeros 6 meses de vida del bebé, ya que la lactancia materna aporta beneficios tanto para el niño como para la madre que no pueden ser igualados por ningún otro método o fórmula comercial o alimentación complementaria.

No me gusta amamantar ¿Qué hago?

Lo primero que hay que determinar son las causas por las cuales a la madre no le gusta amamantar. Luego se debe educar e incentivar a que lo hagan, es una responsabilidad inherente al hecho de ser madre, ademas que es por un periodo de tiempo determinado que dura de 6 meses a un año.

Las opciones que tienen las madres que no les gusta amamantar son 2:

  1. Extracción manual de la leche materna, para tomas posteriores con biberón. Es una opción, sin embargo el uso de biberones ocasiona mayores episodios de cólicos en el niño, además de la higienizacion y esterilizacion de los teteros. También reduce el estímulo de succión por lo que la madre dejará de producir leche materna, con la posterior e inevitable compra de fórmulas comerciales.
  2. El uso de fórmulas comerciales de 0-6 meses, que imitan la composición nutricional de la leche materna pero sin todos sus beneficios.

Se debe hacer énfasis en los beneficios de la lactancia materna tanto para el niño como para la madre y explicar la técnica correcta.

La expulsión de la placenta tras el parto, provoca una reducción de los niveles de estrógenos, progesterona y lactógeno placentario, incrementándose paralelamente los de oxitocina y prolactina, que son secretados por la hipófisis posterior y anterior, y que son los responsables de que se inicie la secreción láctea.

A partir de aquí, el estímulo para la producción y secreción de leche es la succión por parte del niño, que libera prolactina y oxitocina. La prolactina, es la hormona encargada de la producción de leche, mientras que la oxitocina, es la responsable de su salida a través del pezón.

Beneficios de la lactancia materna.

Para el niño.

  • Descenso de la incidencia de enfermedades infecciosas.
  • Descenso de la tasa de incidencia de enfermedades futuras como diabetes, linfoma, leucemia, sobrepeso, obesidad, alergias, asma.
  • Mejora el desarrollo neuronal.
  • Favorece la unión madre- hijo.

Para la madre.

  • Disminuye la hemorragia posparto.
  • Involución uterina mas rapida.
  • Disminuye la pérdida menstrual.
  • Recuperación del peso previo al embarazo.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de ovario y mama.
  • Descenso del riesgo de fractura y osteoporosis.

    amamantar trae beneficios para la madre y para el niño
    Los beneficios de la lactancia materna son incomparables tanto para la madre como para el niño.

¿Cuál es la técnica adecuada para una madre que no le gusta amamantar?

  • Durante los últimos meses de embarazo se debe educar a la futura madre de los beneficios de la lactancia materna. También se debe alentar a los padre para que asistan a las sesiones de asesoría y brinden ayuda emocional a la madre.
  • El niño debe ser puesto al pecho después del parto, manteniendo el contacto con la piel de la madre.
  • La madre debe adoptar una postura cómoda, para sujetar al niño en la parte inferior de la cabeza, cuello y hombro. Con El niño cerca de su cuerpo la madre alinea el pezón cerca de la nariz. Cuando abre la boca el niño, la madre acerca la mama, para que el pezón entre en la boca.
  • No se limitará el tiempo que el niño esté en el pecho.
  • El reflejo de choro de la leche se siente como un hormigueo en las mamas. Se acompaña con goteo de las mamas, sed, calambres uterinos y somnolencia.
  • El descanso y una ducha caliente facilita el proceso.
  • Si la madre siente molestia por las mamas llenas puede exprimirlas manualmente y refrigerar la leche en un biberón para futuras tomas.
  • Para retirar el niño de la mama se introduce el dedo en la comisura de la boca del bebe.
  • Cuando la madre debe estar lejos en la hora habitual para amamantar, se puede utilizar un biberón con leche extraída manualmente.
  • Es mejor evitar usar biberones, por que el niño se acostumbra a ellos y luego no querrá tomar el pezón. Además que el agarre deja entrar más aire y el niño puede sufrir de cólicos.
  • Evitar usar crema, perfumes fuertes en el área de las mamas, por que puede causar el rechazo del niño.

Contraindicaciones de la lactancia materna.

No todas las madres pueden dar lactancia materna a sus hijos, independientemente que les guste o no, existen contraindicaciones que deben ser tomadas en cuenta.

  • Lactantes con galactosemia.
  • Madres con tuberculosis.
  • Futuras madres que consumen drogas que pasan a través de la leche materna.
  • Madres vih positivas.
  • Futuras madres con tratamiento de isótopos radioactivos.

Solo en estos casos determinados, la madre debe evitar darle lactancia materna a su hijo porque perjudica su estado de salud.

Para los casos determinados que la madre no puede darle lactancia materna a su hijo existen las fórmulas comerciales de inicio que imitan la composición nutricional de la lactancia materna pero sin el total de beneficios que esta aporta.

se pueden utilizar formulas comerciales para alimentar al bebe pero sin los mismos beneficios que la leche materna
Las madres que no les gusta amamantar pueden extraer la leche manualmente para alimentar al bebe por biberón o utilizar formulas comerciales de inicio sin los mismo beneficios de la leche materna.

Principales problemas que se presentan durante la lactancia y soluciones.

Problema

Posible solución

Pezones retraídos.

Antes de dar de comer la niño, presionar suavemente el pezón entre los dedos hasta que este salga y esté firme.

La boca del niño no abre lo suficiente.

Bajar la mandíbula del lactante con un dedo, mientras se orienta el pezón hacia la boca.

El niño succiona mal.

Estimular el movimiento de succión en el niño presionando la barbilla hacia arriba y hacia abajo.

El niño no agarra el pezón y llora.

Interrumpir la lactancia, consolar al niño, la madre debe estar relajada y en posición.

El niño se queda dormido cuando lacta.

Frotar la espalda del niño, hablarle suavemente, despertarlo colocándolo en posición vertical, si se vuelve a dormir, posponer la toma.

La lactancia materna es una habilidad aprendida tanto para la madre como para el niño. Se requiere práctica, paciencia y perseverancia antes de afirmar premisas como la de “no me gusta amamantar”. Se debe incentivar y educar a la futura madre sobre los beneficios de la lactancia materna y recordarle que es una obligación durante un periodo de tiempo determinado que aportará salud y bienestar al niño.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.