Inicio Alimentación Pan y diabetes gestacional

Pan y diabetes gestacional

0
diabetes y pan
NO tengas temor al Pan si estas cursando con Diabetes Gestacional. La clave está en la cantidad que consumes y en la calidad del mismo.

¿Puedo mezclar pan y diabetes gestacional? La diabetes gestacional, es un tipo de diabetes inducida durante el embarazo. Vale la pena destacar que dicha condición fisiológica amerita una ingesta mayor de calorías y por ende los requerimientos nutricionales se ven aumentados.

Nuestra dieta diaria debe estar conformada por grasas, proteínas y carbohidratos. Este último debe incluirse en todo plan de alimentación, tanto para bajar como para aumentar de peso.

La clave de todo plan de alimentación saludable, es el tamaño de las porciones. Es por ello que debemos tener un control en cuanto a las raciones ingeridas al momento de ingerir pan, harinas y cereales.

No debes tenerle temor al pan, la clave está en la cantidad que consume y en la calidad del mismo.

Pan y diabetes gestacional.

Pan y diabetes gestacional
Sin temor al pan, pero con precaución para evitar. Prefiere el pan de presentación integral sin azúcar. Limitar las cantidades ingeridas es clave en control de la diabetes gestacional.

Si eres fanática del pan ¡NO sufras! ¡NO te lamentes!

Puede seguir consumiéndolo, pero debes tomar en consideración que:

  • Las cantidades deben limitarse, según tu requerimiento diario. Basado en peso, estatura, condición fisiológica actual y patologías asociadas o no.
  • Preferir el pan integral, antes que el blanco. Por su aporte de fibra, éste es metabolizado de manera más lenta, contribuyendo al control de las glicemias.
  • En definitiva, es comer de forma más natural y sana, con una dieta que garantice las calorías necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo de tu bebé. Además de incentivar un consumo de vegetales, frutas y verduras adecuado para mantener valores sanguíneos dentro de rangos normales.

Te has preguntado…

¿Por qué debes consumir CHO? ¿Por qué ningún plan dietético los elimina en su totalidad de la dieta diaria?

Los carbohidratos son parte imprescindible del tejido conectivo y nervioso. Cumpliendo funciones estructurales para la formación y mantenimiento de tejidos. El tejido conectivo sirve de soporte, sosteniendo los órganos y el cuerpo como un todo.

Se encuentran en las moléculas del ADN y ATP (trifosfato de adenosina). Éste último es el responsable principal de la obtención de energía necesaria para que se lleven a cabo las distintas reacciones químicas en el organismo.

Previenen la formación de los cuerpos cetónicos, ya que cuando el cuerpo no cuenta con los carbohidratos necesarios para la obtención de energía, el cuerpo utiliza como opción la grasa. Produciendo desechos que son conocidos como cuerpos cetónicos.

La acumulación de estos cuerpos cetónicos, puede provocar arritmias cardiacas y osteoporosis, agravando la situación.

Además, de ser la principal fuente de energía del organismo. Siendo necesarios para llevar a cabo nuestras actividades diarias.

Funcionan como reserva energética, pudiendo usarse de manera inmediata, ya que tienen la capacidad de movilizarse rápidamente para producir glucosa en caso de que sea necesario. Haciendo que el aporte de carbohidratos tenga que ser diario.  

carbohidratos y diabetes
Los carbohidratos son parte esencial de la dieta diaria, ya que cumplen funciones esenciales en el organismo.

Órganos glucodependientes y diabetes gestacional.

El cuerpo humano está conformado por órganos glucodependientes, como es el caso del hígado, riñones, cerebro, corazón, glóbulos rojos y sistema nerviosos central. Los órganos glucodependientes son aquellos que necesitan de glucosa (carbohidrato) para cumplir sus funciones normales en el organismo.

Es sumamente importante tener una ingesta adecuada de carbohidratos (CHO) durante el día. El consumo de glúcidos evita estados de hipoglicemia, aportando el nutriente esencial para los órganos glucodependientes.

Se puede decir que solo el cerebro consume alrededor de 100 gramos de CHO al día.

Es por ello, que NO podemos limitar en su totalidad la ingesta de hidratos de carbono.

La clave está en controlar los hidratos de carbono (pan, galletas, cereales, harinas…) que consumes diariamente. Las porciones y la calidad de los alimentos ingeridos forma parte fundamental del éxito en el control de la diabetes gestacional.  

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.