Inicio Nutrición ¿Por qué dormir mal engorda?

¿Por qué dormir mal engorda?

0
dormir poco engorda mucho
Ciertos hábitos, aparentemente no relacionados con tu alimentación, tienen un impacto importante en el volumen de tu cuerpo.

¿Por qué dormir mal engorda? Dormir poco o mal, puede provocar “ataques” de hambre y necesidad de comer alimentos poco saludables como es el caso de los azúcares y las grasas.

¿Por qué dormir mal engorda?

Tu rutina  habitual de sueño puede ser uno de los aspectos de tu día a día que repercute en cómo acumulas grasas y líquidos a nivel corporal.  Se evidencia en un Estudio de Salud de Enfermeras (Nurses’ Health Study), donde los investigadores siguieron a unas 60.000 mujeres durante 16 años. Indagaron acerca de su peso, sus hábitos de sueño, la dieta que llevaban y otros aspectos relacionados a su estilo de vida.

Dando como resultado que, inicialmente, todas las mujeres estaban sanas y ninguna presentaba obesidad o sobrepeso. A medida que pasaba el tiempo del estudio, se evidenciaba que las que dormían 5 horas o menos por la noche tenían alrededor de un 15%  más de riesgo de convertirse en obesas, en comparación con las mujeres  que dormían 7 horas.

El hecho de ir tarde a la cama, está aparentemente relacionado con comer más alimentos calóricos. Además, el momento del día de acostarse, parece ser otro factor importante e influyente en la ganancia de peso.

¿Por qué dormir mal engorda?
Personas privadas de sueño, estarán demasiado cansadas para hacer ejercicio. Terminarán disminuyendo su gasto calórico y prefiriendo el sedentarismo.

Cuanto más tarde la persona se va a la cama, más posibilidades tiene de engordar. ¿Por qué sucederá esto?

Una investigación publicada en la revista Sleep, realizada por un grupo de investigadores del Laboratorio del Sueño y Cronobiología del Hospital Universitario de Pennsylvania, ubicado en EEUU, avala la noción de que el apetito  se ve  atraído por carbohidratos y alimentos más calóricos, cuando no se descansa lo necesario. Debemos recordar que el sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de desarrollar insomnio, ansiedad o estrés. Por lo que una cosa está íntimamente ligada a la otra.

¿Por qué dormir mal engorda? – Los investigadores después de analizar un grupo de 225 personas sin sobrepeso, entre los 22 y los 50 años, controladas en condiciones de laboratorio durante 18 días consecutivos, llegaron a las siguientes conclusiones:

  • Una sola noche de desvelo es suficiente para modificar o alterar los bioritmos normales del organismo, lo que hace que se desee comer más alimentos ricos en grasas.
  • El cansancio físico – uno de los efectos más visibles – por dormir mal o poco, también influye en el aumento del apetito de la persona, especialmente durante las horas nocturnas en las que se está despierto.

Los participantes de dicho estudio fueron divididos en dos grupos. Al primero se le limitó el tiempo de sueño a 4 horas por noche, mientras que al segundo grupo se le aumentó la estancia en la cama durante 10 horas. En relación al horario de comidas, fue el mismo para todos los participantes.

¿Cuáles fueron entonces los mecanismos?

Acostarte tarde está íntimamente relacionado a preferir alimentos más calóricos al momento de comer.

Podemos establecer que existen varias vías por las que la privación del sueño puede aumentar el peso. De las cuales, tenemos:

  • Individuos privados de sueño pueden estar demasiado cansados para hacer ejercicio. Por lo que terminan disminuyendo su gasto calórico.
  • No dormir lo suficiente desarrolla la necesidad de ingerir más calorías. Además, estar más tiempo despiertos, aumentan las oportunidades para caer en la tentación de picar.
  • Dentro de los factores biológicos, la falta de sueño también altera el equilibrio hormonal, clave para controlar el apetito. Dormir menos reduce la secreción de hormona leptina, encargada de suprimir el apetito y, por el contrario, aumenta los niveles de grelina, una hormona encargada de estimular el apetito.
  • El sueño también afecta lo niveles sanguíneos de glicemia, por lo que si duermes mal, tu cuerpo no la regulará de manera correcta.

Durante los periodos de descanso se liberan hormonas que controlan el apetito y el gasto energético. Cuando duermes el tiempo suficiente, se mantiene el equilibrio entre la grelina (genera sensación de estómago vacío) y la leptina (inhibe la sensación de hambre).

Es por ello, que la falta de sueño hace que aumente la grelina y disminuya la leptina. ¿Por qué dormir mal engorda? Luego de una mala noche, tendrás más hambre.  Y además, te apetecerán alimentos con mayor contenido de azúcar, como es el caso de los dulces.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.