Inicio Análisis Clínicos ¿Qué es un hemocultivo y cómo se realiza?

¿Qué es un hemocultivo y cómo se realiza?

0

¿Qué es un hemocultivo y cómo se realiza?. El hemocultivo o cultivo de sangre es un estudio microbiológico donde se busca determinar un microorganismo (bacteria u hongo) causante de infección.

¿Para qué sirve un hemocultivo?

El hemocultivo se emplea para detectar puntualmente una bacteria que ingresó a la sangre (bacteriemia) a partir de cualquier órgano o zona del cuerpo. Se llama fungemia cuando se trata de un hongo.

Así pues, al cultivar la sangre y obtener desarrollo bacteriano se realiza en diagnóstico certero del agente causante de un proceso infeccioso. Igualmente, se determina mediante el antibiograma el perfil de susceptibilidad a antibióticos del microorganismo aislado, con la finalidad de otorgar la terapia idónea para el paciente.

¿Cómo se realiza un hemocultivo?.

Se deben extraer una o varias muestras de sangre del paciente, cuidando que las bacterias que habitan naturalmente en la piel no la contaminen. Esto se logra limpiando muy bien el sitio de la punción con solución yodada y/o alcohol al 70% y empleando guantes estériles.

Normalmente se extraen dos a tres muestras en un intervalo de 1 a 2 horas, de sitios corporales distintos. Con cada toma se inoculan 2 o 3 frascos con medio de cultivo para hemocultivo.

botellas o frascos para hemocultivo.
Frascos para hemocultivo.

Los frascos con sangre son incubados a 35°C y examinados durante un máximo de 7 días continuos para buscar evidencia de crecimiento bacteriano. El hemocultivo se reporta negativo si en éste período de tiempo no hay desarrollo de ningún microorganismo.

Por el contrario, si crece alguna bacteria u hongo en el transcurso de los días, se procede a la identificación y determinación de la susceptibilidad a antimicrobianos. De este modo el hemocultivo sería positivo.

¿Cual es el mejor momento para extraer la muestra?

La muestra de sangre que será cultivada debe ser extraída alrededor de media hora antes del pico febril. Sin embargo, como ésto suele ser difícil de establecer, la sospecha de fiebre debe ser suficiente en la mayoría de los casos para deducir el momento oportuno.

La muestra de sangre para cultivo se extrae cuidadosamente, preferiblemente media hora antes de que inicie la fiebre.

En este sentido, la razón del momento es porque al ingresar los microorganismos a la sangre el cuerpo responde aumentando la temperatura, por lo cual se espera una mayor concentración de bacterias justo antes de que inicie la fiebre y con ello aumentan las posibilidades de encontrar el microorganismo en el hemocultivo.

¿Cuándo se indica un hemocultivo?.

El hemocultivo es una herramienta útil en varias circunstancias:

  • En síndromes febriles de origen desconocido. Para estos casos se indican dos hemocultivos con intervalos de 45 a 60 minutos y en algunos casos se requieren dos adicionales, 24 a 48 horas más tarde.
  • Para casos de septicemias. Se trata de un síndrome clínico caracterizado por fiebre, temblores, taquicardia, dolor, hiperventilación y postración. Ocurre cuando las bacterias u hongos que entran a la sangre se multiplican de forma tal que superan la remoción por el sistema inmunológico.
  • Pacientes con enfermedades infecciosas que deben ser sometidos a cirugías de emergencia. Por ejemplo, en osteomelitis o artritis séptica.
  • En casos de endocarditis aguda infecciosa.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.