Inicio Anemia Síntomas de Anemia Ferropénica

Síntomas de Anemia Ferropénica

1
Hemoglobina baja
La mayoría de las veces, los síntomas de anemia ferropénica y hemoglobina baja son muy leves y casi imperceptible para el paciente. Van apareciendo y aumentando lentamente.

Síntomas de Anemia Ferropénica.

Saber reconocer los síntomas de anemia ferropénica es fundamental para hacer un diagnóstico temprano de la enfermedad y corregir sus causas.

En el momento en que existe una falla en los depósitos de hierro ocurre un déficit en la producción de glóbulos rojos los cuales disminuyen de tamaño y van cargados con una cantidad menor de hemoglobina (hemoglobina baja), por este motivo, en la ferropenia los eritrocitos son pequeños (microcitosis) y pálidos (hipocromía).

En casos leves donde la hemoglobina no es muy baja y la anemia es de instauración progresiva el paciente podría estar asintomático del todo. Un porcentaje importante de hasta el 50% de las mujeres en edad fértil y el 90% de las embarazadas sufren de algún grado de ferropenia (hierro bajo en sangre), aunque no desarrollan anemia.

Anemia Ferropénica
Síntomas de la Anemia Ferropénica

Síntomas de anemia ferropénica leve.

La mayoría de las veces, los síntomas de anemia ferropénica y hemoglobina baja son al principio muy leves y casi imperceptible para el paciente. Van apareciendo y aumentando lentamente. Los síntomas pueden abarcar:

1Cambios de humor.

Cualquier microalteración en el funcionamiento de nuestro cuerpo nos produce alteraciones del ánimo. La Anemia ferropénica muy leve, aunque no seamos consientes, pueden producir un cansancio leve, debilidad leve, aumento del sueño, que se puede reflejar en mayor o menor medida en el humor y estado de ánimo.

2Sentirse débil o cansado.

Con cualquier anemia uno de los síntomas clásicos es tener cansancio con más frecuencia de lo normal, o disminución en el rendimiento del ejercicio. La hemoglobina baja afecta en la disponibilidad de oxigeno en los tejidos y se traduce en menor resistencia muscular.

3Dolores de cabeza.

Es un síntoma muy inespecífico que puede ser producido por muchas otras causas, sin embargo pacientes con clínica de anemia ferropénica y hemoglobina baja, en mayor o menor grado siempre refieren cefalea.

4Problemas para concentrarse o pensar.

La hipoxemia (disminución de oxigeno en la sangre) que se produce en los estados de anemia, en forma progresiva afecta la capacidad del pensamiento, la persona se nota torpe, poco creativa, con dificultad para concentrarse.

5Palpitaciones.

Las palpitaciones con un síntoma de anemia ferropénica.

Se llama palpitaciones al síntoma de percibir los latidos del corazón. En pacientes con anemia ferropénica con hemoglobina baja se producen taquicardias, asociadas al esfuerzo físico habitualmente, que el paciente nota como “saltos del corazón” o sensación de tener “latidos del corazón en el cuello y “taquicardia”

Síntomas de anemia ferropénica crónica avanzada.

A medida avanza el cuadro los síntomas de anemia ferropénica  y hemoglobina baja aumentan y se cronifican en el tiempo, más problemas se van sumando al cuadro clínico.

6Color azul o palidez en la esclerótica (ojos).

La esclerótica es una membrana de color blanco azulado, gruesa y resistente que constituye la protección más externa del globo ocular (La parte blanca del ojo). En casos de anemia por déficit de hierro puede tornar pálida o incluso azulada por el aumento de concentración de sangre desoxigenada causado por la hemoglobina baja.

7Conjuntivas pálidas.

La parte interna del parpado en muy vascularizada y habitualmente de un color rojo intenso. En caso de hemoglobina baja se observa francamente pálida. Es el principal motivo por el cual tu médico las explora.

8Color pálido de la piel.

Es uno de los síntomas de anemia ferropénica más relativos ya que es dependiente de color de piel de la persona. Una forma para evaluarlo es comparar la palma de la mano del paciente con la nuestra lo cual hace más evidente el color pálido. Si el paciente es una raza diferente se puede comparar con las manos del familiar o acompañante. Los pacientes más difíciles de reconocer en occidente son los asiáticos. Familiares cercanos tienden a notarlo, sobre todo cuando la anemia es de aparición brusca. Siempre que hay hemoglobina baja se notará palidez.

9Uñas quebradizas.

Las uñas son tejidos duros no vascularizados por lo cual presentan una gran sensibilidad a las disminuciones de oxigeno. En las anemias de larga evolución se pueden tornar descamativas y quebradizas. En casos severos se pueden aplanar e incluso cambiar la morfología del dedo.

10Deseo de consumir hielo u otras cosas que no son comida (pica).

La falta de hierro se traduce como un tipo de desnutrición la cual activa centros cerebrales primitivos que se producen una ansiedad por comer cosas que no son alimentos. Habitualmente puede ser comer hielo o el lápiz,  pero algunas veces puede llegar a una necesidad de tragar tierra, piedras, hojas de árboles.

11Dolor en la lengua.

La lengua es muy rica en vasos sanguíneos y está conformada casi en su totalidad por tejido muscular. Déficit de hierro con anemia se asocian con dolor de reposo que aumenta al hablar. Un síntoma que podría corresponder al cansancio y debilidad muscular.

12Mareos.

En pacientes anémicos los cambios bruscos de postura o el ejercicio pueden generar mareos transitorios que pueden llegar a ser muy molestos. En casos severos se presentan incluso en reposo. El origen es multifactorial pero se relacionan con el estado hiperdinámico del paciente y con falta d oxígeno a nivel cerebral.

13Dificultad respiratoria.

El cansancio es un síntoma de anemia ferropénica

El cansancio con el esfuerzo puede evolucionar a cansancio de reposo y finalmente a aumento o dificultad respiratoria asociada al esfuerzo por mantener la aportación de oxigeno a los tejidos en pacientes con anemia ferropénica severa con hemoglobina muy baja. Es uno de los síntomas de anemia ferropénica más graves.

Otros síntomas asociados a anemia por déficit de hierro.

Existen otros síntomas que no son propiamente de la anemia ferropénica que se asocian frecuentemente ya que pertenecen a las enfermedades que causan la anemia. Los podemos encontrar a lo largo del curso clínico, muy habitualmente al principio.

14Heces oscuras en borra de café.

Es un síntoma que se produce cuando hay sangramientos a nivel del aparato digestivo superior, habitualmente úlceras gástricas, varices esofágicas y algunos tipos de cáncer. La Anemia se produce por el sangramiento, el cuerpo intenta reponer la sangre perdida y consume las reservas de hierro produciendo la ferropenia. Al principio es una anemia con hierro normal, si persiste en el tiempo se transforma en ferropénica y puede dar síntomas de anemia ferropénica.

15Dolor en la parte superior del abdomen (Epigastrio).

Es la zona donde habitualmente se reflejan los dolores asociados a gastritis y úlcera gástrica. Cuando son pequeñas pueden producir sangramientos escasos que no llegan a cambiar el color de las heces, pero con el tiempo pueden condicionar a ferropenia.

16Heces con sangre roja.

Cualquier sangrado puede producir anemia y síntomas de anemia ferropénica. Pacientes con pólipos en colón, enfermedad celíaca o hemorroides pueden tener cantidades variables de sangre en las evacuaciones y a la larga desarrollar una anemia por déficit de hierro. Muchas veces esta sangre es microscópica o no detectable por el paciente pero con un test de sangre oculta se puede evidenciar.

17Sangrado menstrual abundante.

En mujeres jóvenes con reglas muy abundantes en sangrado o duración (o ambas), pueden llegar a ser causa de la anemia. Es una de las causas más frecuentes y por ello de las primeras a descartar.

18Pérdida de peso.

Es un síntoma que hay que tener presente siempre. La perdida de peso puede estar asociada  a trastornos alimentarios y desnutrición como en el caso de la pobreza extrema o la anorexia nerviosa. También se puede justificar por la presencia de un cáncer oculto de vías digestivas o urinarias que suelen cursar con déficit de hierro y anemia produciendo síntomas de anemia ferropénica.

Consulta a tu médico.

Si tienes la sospecha de sufrir síntomas síntomas de anemia ferropénica y hemoglobina baja, debes consultar a tu médico para evaluar las posibilidades diagnosticas e iniciar el tratamiento de ser necesario.

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.