Inicio Alimentación Sintrom y alcohol

Sintrom y alcohol

0
sintrom y alcohol
El consumo excesivo de alcohol debe evitarse cuando se toma sintrom.

El sintrom y alcohol pueden conformar una de las posibles y variadas interacciones entre  alimento medicamento que existen en la actualidad. La interacción puede producirse en ambos sentidos, desde nutriente-fármaco o fármaco-nutriente, originando implicaciones nutricionales o terapéuticas.

El acenocumarol es el componente básico del sintrom, y es un anticuagulante que actúa como antagonista de la vitamina K reduciendo la producción hepática de los factores de coagulación que dependen de esta vitamina.

Clasificación de las interacciones entre medicamentos.

Las interacciones entre sintrom y alcohol podrían agruparse de la siguiente manera:

Según el mecanismo:

  • Interacciones de tipo farmacocinético: afecta la absorción, metabolismo, distribución o eliminación de un fármaco o alimento.
  • Interacciones de tipo farmacodinámico: potenciando o inhibiendo los efectos farmacológicos.

  Según el sustrato afectado:

Pueden causar interacciones alimento-medicamento o medicamento- alimento. En nuestro caso:

  • Interacciones Alimento-Medicamento (IAM): la respuesta farmacológica, puede verse aumentada, disminuida, retardada o alterada por la interacción de algún alimento o nutriente específico.

    consumo de alcohol moderado y sintrom
    El consumo de alcohol moderado no debe sobrepasar las 2 a 3 unidades al día de alcohol en varones, y 1 a 1,5 unidades en mujeres.

Sintrom y alcohol.

Hasta ahora no se han determinado interacciones importantes asociadas al consumo de sintrom y alcohol.

La única contraindicación explícita del tratamiento con sintrom es en embarazo, por riesgo a malformaciones del feto, y la lactancia materna, en la que se debe monitorear el efecto anticoagulante y sus posibles efectos sobre el bebé.

Cuando nos referimos a consumo de alcohol moderado, la Sociedad española de nutricion comunitaria (SENC) recomienda  que no deben sobrepasarse las 2 a 3 unidades al día de alcohol en varones, y 1 a 1,5 unidades en mujeres. 1 unidad de alcohol equivale a 1 copa de vino (80-100 ml), ó 1 botellín de cerveza, (200ml).

El alcohol tiene efectos depresores del sistema nervioso central, con lo que puede potenciar los efectos de los medicamentos . Por otro lado, también tiene un efecto vasodilatador y relativamente hipotensor, con lo que puede aumentar los efectos inducidos por los fármacos.

Cuando hablamos de un consumo mayor de alcohol, o consumo excesivo, sí podríamos estar incurriendo en interacciones indeseables. Por lo tanto, el consumo excesivo de alcohol debe evitarse cuando se toma sintrom.

El etanol combinado con ciertos medicamentos puede producir un efecto tóxico aditivo, con la afectación de varios órganos y sistemas.

El efecto  depresor del etanol sobre el sistema nervioso central, causa un mayor riesgo de accidentes y lesiones para personas con terapia de anticoagulación, aumentando el riesgo de hemorragias por alguna herida o caída.

El alcohol también actual como irritante de la mucosa gastrointestinal, esta combinación de sintrom y alcohol podría resultar dañina, dado que el sintrom al ser un anticoagulante podría aumentar el riesgo de hemorragia gástrica debido a una úlcera.

El sintrom y alcohol se metaboliza en el hígado, por lo que un consumo excesivo de alcohol podría alterar la disponibilidad de este medicamento.

Otras interacciones importantes entre alimentos y sintrom.

A pesar que un consumo moderado de alcohol no representa riesgo al tomar sintrom, existen otras interacciones de tipo farmacodinámico importantes que vale la pena mencionar si se toma este medicamento.

los vegetales verde son ricos en vitamina k
Se debe evitar el consumo en exceso de alimentos ricos en vitamina k al tomar sintrom.

Interacciones con alimentos que potencian el efecto del sintrom.

El consumo de cebollas en cantidades entre 60-70 g,  provoca una cierta actividad fibrinolítica y por tanto se potenciarán los efectos del sintrom.

Otros alimentos cuyo consumo en exceso pueden potenciar el efecto del sintrom son los ajos, quinina, papaya, aguacate,  mango, complementos de vitamina E en dosis superiores a 400 UI y la coenzima Q10.

Existen también hierbas medicinales como asperula, semilla de sarrapia, meliloto, dong quai, que contienen sustancias de tipo cumarinico, el ginseng, que es un inhibidor de las plaquetas, también potencian el efecto del sintrom.  La potenciación de los efectos anticoagulantes del sintrom pueden dar lugar a problemas hemorrágicos graves.

Interacciones con alimentos que inhiben el efecto del sintrom.

Los anticoagulantes cumarínicos, como el sintrom, son antagonistas intencionales de la vitamina K.

Por esta razón, deben evitar el consumo en exceso de alimentos ricos en vitamina k, como las verduras de hoja verde tipo espinaca, brócoli, espárragos, repollo, alubias verdes, zanahoria, lechugas. Con esto se busca un mejor control anticoagulante al restringir la ingesta de vitamina K.

Los medicamentos y los alimentos comparten no sólo vías de administración, sino también mecanismos de absorción, distribución, metabolismo y eliminación como en el caso del sintrom y alcohol. La posibilidad de que se presente una interacción entre un fármaco y un alimento es elevada, por esta razón resulta vital mantenerse informado de  la mano de un especialista en el área, sobre los riesgos potenciales de las posibles interacciones.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.