Inicio Alimentación Tomar agua de mar para bajar de peso.

Tomar agua de mar para bajar de peso.

0
Tomar agua de mar para bajar de peso.
Existen diversas publicaciones en la Internet que avalan el tomar agua de mar para bajar de peso. Pero la realidad de ésta falsa teoría es que no existe ningún estudio científico que confirme que el consumo de agua de mar tenga repercusiones en el cambio de peso.

Existen diversas publicaciones en la Internet que avalan el tomar agua de mar para bajar de peso. Pero la realidad de ésta falsa teoría es que no existe ningún estudio científico que confirme que el consumo de agua de mar tenga repercusiones en el cambio de peso.

Precauciones para ingerir agua de mar.

Hay que recordar que el agua de mar, tiene un alto contenido de sales. En patologías como la hipertensión arterial y enfermedades cardíacas, se debe tener mucho cuidado. Ya que una ingesta superior de sodio puede conllevar a complicaciones en el individuo.

Te preguntarás, ¿Para qué me sirve entonces el agua de mar? Por sus propiedades bactericidas, pH alcalino y contenido de minerales, es un poderoso cicatrizante natural de heridas en la piel. Adicionalmente funciona como un excelente descongestionante nasal ya que muchas de las soluciones hipertónicas, tienen agua de mar dentro de su composición, debido a su capacidad descongestiva por un proceso natural de ósmosis.

Si el agua de mar, no es una opción, ¿Qué hago?

alimentacion y ejercicio: claves para una vida saludable
Para que haya una disminución de peso, debe haber un gasto calórico mayor. Es decir,
la energía gastada diariamente (a través de ejercicio, rutina de actividades diarias: colegio, compras, limpieza del hogar, cuidado de los niños, etc.) debe ser superior a la ingerida (alimentación).

La pérdida de peso en el individuo, está íntimamente ligada al gasto y consumo calórico diario ¿Qué quiere decir ésto? Que las calorías ingeridas – en forma de comida – y las calorías gastadas – por gasto calórico basal, actividad física – son parte de la ecuación.

Es decir, que para que haya una disminución de peso, debe haber un mayor gasto calórico ¿Cómo se come eso? Pues, sencillo. La energía gastada diariamente (a través de ejercicio, rutina de actividades diarias: colegio, compras, limpieza del hogar, cuidado de los niños, etc.) debe ser superior a la ingerida (alimentación). Adicionalmente, si queremos que haya una disminución de peso, mantenida en el tiempo, debemos adicionar otro factor: la dieta.

¿Dieta para bajar de peso?

La palabra dieta, ha sido tergiversada de muchas maneras, por conceptos errados de la población en general. Cuando el significado real de la palabra dieta “es todo alimento consumido habitualmente por un individuo”. No indica si es lo adecuado o no, si es saludable o por el contrario representa un riesgo para la salud, no refiere restricciones ni incrementos.

Es por ello, que la dieta debe estar basada en un plan de restricción calórica, con el fin de disminuir la cantidad de calorías consumidas diariamente. Fomentando así, la disminución de peso, sin olvidar el factor actividad física.

Comida saludable vs. comida chatarra
La clave para la pérdida de peso, es un estilo de vida saludable. A base de nuevos hábitos alimentarios, que deben ser mantenidos en el tiempo. Sin olvidar la importancia de mantenernos activos diariamente.

¿Cuál es la recomendación?

Una vez que hemos iniciado la pérdida de peso, la clave para que no se voltee la ecuación, es cambiar tu estilo de vida. Los hábitos alimentarios que conllevaron al aumento de peso, deben ser modificados y mantenidos en el tiempo.

Con la ayuda de un nutricionista puedes lograr la pérdida de peso deseada. Además de mantenerla en el tiempo con nuevos hábitos alimentarios y un estilo de vida saludable.

No olvides que el sedentarismo, ya no puede ser parte de tu vida.

Es por ello, que la clave es Dieta + Ejercicio = Vida Saludable.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.