Inicio Anticoagulante Tomate y Sintrom

Tomate y Sintrom

0
anticoagulante y tomate
Unos 100 gr de tomate contienen 5,70 µg de vitamina K, lo que equivale a 8 % de la cantidad diaria recomendada.

Tomate y Sintrom – En España se maneja una estadística de más de 800.000 anti – coagulados, lo que quiere decir que más de ochocientos mil personas tienen en casa algún fármaco anti coagulante.

Es por ello que resulta necesario que estén informados sobre cuáles son los alimentos no recomendados en caso de iniciar o tener un tratamiento regular con anticoagulantes orales como el Sintrom o la Warfarina para evitar problemas a la hora del control.

Tomate y Sintrom

El tomate no contienen mucha vitamina K, sin embargo entra en la lista de alimentos con moderado contenido de vitamina K por ser un vegetal de uso frecuente. Lo que le hace catalogarlo como un alimento no recomendado en pacientes anti coagulados.

Ya que se consume en “grandes cantidades”, en sus diferentes presentaciones ensaladas, salsas naturales, conservas o ketchup.

Si por el contrario, no suele consumirlo diariamente, sino unas dos o tres veces por semana – en pocas cantidades –  puede quedarse tranquilo y no alarmarse por comerlo.

100 gramos de tomate contienen 5,70 µg de vitamina K, lo que representa un 8 % de la cantidad diaria recomendada.

tomate y sintrom
Hay que poner especial atención en los tomates disecados, ya que suelen usarse en mayor cantidad, aumentando el aporte de vitamina K.

Vitamina K y Sintrom

La vitamina K de los alimentos interacciona con el Sintrom, por lo que para que no ocurran desajustes en los niveles de coagulación sanguínea, debe tener en cuenta el controlar el consumo de ciertos alimentos.

Las personas bajo tratamiento con anticoagulantes, como el caso de Sintrom, no necesitan seguir una dieta restrictivas (alimentos no permitidos), sino más bien un plan donde se tengan alimentos “regulados” por sus altos niveles de vitamina K.

Alimentos con alto contenido de vitamina K:

  • Brócoli, col, coles de bruselas, espinacas, acelgas, lechuga de hoja roja, berros, nabos, perejil, endibias.
  • Hígado, menudillos de aves.
  • Toronja, arándanos.
  • Mostaza en grano.
  • Aceite de soja.
  • Té verde.

Se recomienda que los alimentos que contienen elevada concentración de vitamina K, se consuman solo una vez a la semana.

Alimentos con mediano contenido de vitamina K:

  • Espárragos, guisantes, lechuga verde, tomate, repollo, alcachofas.
  • Aguacate, margarina y aceite de oliva.
  • Moras, frambuesas, arándanos y tomates.
laboratorios control
Pacientes con dietas ricas en vitamina K necesitarán dosis mayores de anticoagulante para su control.

Los de contenido medio se pueden consumir de forma moderada, unas 2 veces por semana.

La Vitamina K tiene un efecto totalmente contrario al efecto anticoagulante, por lo que la dosis de Sintrom se ve directamente influenciada por los niveles sanguíneos de vitamina K en el paciente.

Con comer sólo 300 – 600 gramos de verduras ricas en vitamina K, ya se puede producir una interacción con el anticoagulante. Por lo que lo mejor es mantener un consumo por debajo para no caer en posibles interacciones, que ameriten una mayor dosificación de Sintrom.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.